Guindos: el Brexit genera una redistribución geográfica de los centros financieros en la eurozona

Comment Off

Guindos: el Brexit genera una redistribución geográfica de los centros financieros en la eurozona

Luis de Guindos, el vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), ha señalado que la salida del Reino Unido de la Unión Europea supone una redistribución geográfica de los centros financieros en la zona euro, donde están surgiendo nuevos ‘hubs’ en países como Alemania, Irlanda, Países Bajos o Francia.

Durante una conferencia en Ámsterdam, el banquero ha dicho que “factores reguladores, particularmente el fin de los derechos de pasaporte para ciertas actividades en el Reino Unido, ya están teniendo efecto en la geografía de los centros financieros de la zona del euro”.

Además, ha expresado la confianza que tiene el BCE en que las entidades bancarias desarrollen sus capacidades en los países de la UE y que implementen los planes de reubicación acordados dentro de los plazos acordados previamente.

Guindos ha dicho que, de acuerdo a las evidencias preliminares, un pequeño número de centros financieros parecen estar surgiendo como resultado de la reubicación, o los planes de reubicación, de ciertas actividades.

El vicepresidente del BCE ha señalado que “la mayoría de los bancos que llegan han elegido a Alemania, Irlanda, los Países Bajos o Francia como su nueva ubicación principal en la zona del euro”.

Guindos ha comentado que esta tendencia se aprecia en la relocalización desde Londres de otras actividades financieras al margen de la banca, como es el caso de una representación de gestoras de activos y compañías de seguros, que se están reubicando en Irlanda o Luxemburgo, mientras Ámsterdam está atrayendo a las plataformas de negociación y fintech.

Por esta razón, Guindos ha alertado de que la emergencia de un sistema financiero “multicéntrico” en la eurozona puede suponer una serie de desafíos, especialmente si no hay más progresos en la unión bancaria y del mercado de capitales, porque una estructura más fragmentada podría afectar a la capacidad de los inversores y las empresas de un país afectado por turbulencias financieras acceder a las oportunidades de financiación e inversión en países no afectados.

Para finalizar, el vicepresidente del BCE ha destacado que la fragmentación conlleva retos desde el punto de vista regulatorio y de supervisión, porque los mercados domésticos de capitales en el seno de la UE deben responder a reglas nacionales y “los diferentes regímenes podría inhibir una mayor integración de los mercados e incentivar el arbitraje regulatorio”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados