Las matriculaciones de automóviles caen un 6,8% en Reino Unido

Comment Off

Las matriculaciones de automóviles caen un 6,8% en Reino Unido

Las matriculaciones de automóviles en Reino Unido alcanzaron un volumen de 2,367 millones de unidades durante 2018, lo que supone una caída del 6,8%, de acuerdo con los datos que ha publicado la patronal SMMT.

El sector ha cerrado el mes de diciembre con una caída de las ventas del 5,5%, marcado por la caída en la demanda de vehículos diésel y la amenaza del ‘Brexit‘.

Así, la mayor caída en volumen se ha evidenciado en el sector del diésel, con un descenso del 29,6% en 2018 y con una pérdida de volumen equivalente al 180% de la caída del mercado en general.

La patronal ha dicho que “la retórica antidiésel y las medidas fiscales negativas tuvieron su efecto”, con el mes de diciembre marcando el vigésimo primer mes consecutivo de caídas.

La SMMT ha explicado que esta caída se ha compensado con el crecimiento en los vehículos de gasolina (+ 8,7%), aunque no fue suficiente para contrarrestar el descenso total, “ya que muchos propietarios de diésel adoptan un enfoque de ‘esperar y ver'”.

Por otro lado, las matriculaciones de los vehículos enchufables han alcanzado niveles récord, aunque la demanda se mantiene por debajo del promedio de la UE a medida que se retiran los incentivos.

En 2018, el modelo más vendido en Reino Unido fue el Ford Fiesta, con 95.892 unidades, por delante del Volkswagen Golf, con 64.829 unidades; el Vauxhall (Opel) Corsa, con 52.915 unidades; y del Nissan Qashqai, con 50.546 unidades.

Mike Hawes, director ejecutivo de SMMT, ha dicho que está preocupado por estas cifras a la baja, por segundo año consecutivo, y ha alertado de que el sector se está enfrentando a objetivos medioambientales “cada vez más duros en un contexto de incertidumbre política y económica que está debilitando la demanda, por lo que estas cifras deberían actuar como una llamada de atención para los responsables políticos”.

En este sentido, Hawes ha dicho que se requieren “medidas de apoyo, no punitivas, para aumentar las ventas, porque reemplazar los vehículos más antiguos con nuevas tecnologías, ya sea diésel, gasolina, híbrido o enchufable, es bueno para el medio ambiente, el consumidor y la industria”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados