Italia promete a la UE cumplir con el déficit

Comment Off

Italia promete a la UE cumplir con el déficit

Matteo Salvini, el vicepresidente del Gobierno italiano, ha asegurado que Italia respetará los compromisos presupuestarios con la UE.

La semana pasada, en un encuentro con periodistas, Salvini mostró su rostro más conciliador, indicando que los sondeos otorgan a su partido, la derechista Liga, más del 32% de los votos, convirtiéndolo en la primera fuerza política del país transalpino.

“Intentaremos respetar todas las reglas, todos los vínculos y lo compromisos. Podemos hacer crecer este país y mejorar la vida de los italianos sin irritar a los que nos miran desde arriba” dijo, añadiendo que para gobernar durante mucho tiempo “no podemos reventar las cuentas públicas”.

Salvini prometió sin embargo desmantelar a la reforma de pensiones, aprobar una flat tax (reducción de los tipos de IRPF), lanzar una amnistía fiscal, reducir los impuestos sobre la gasolina, aprobar un grande plan de mantenimiento ordinario y extraordinario de las infraestructuras.

El vicepresidente explicó, en una entrevista al diario Il Sole 24 Ore, que las medidas se aprobarán en el marco del Documento trienal de Economía y Finanzas aunque no explicó cómo el Gobierno de Italia piensa encontrar los recursos necesarios. Los rumores filtrados por la prensa italiana, indican que el Ejecutivo quiere subir hasta el 2% el objetivo de déficit del 0,8% para 2019, fijado por el anterior primer ministro Paolo Gentiloni, obteniendo así 25.000 millones de déficit adicional para financiar el dispararse del gasto público.

Carlo Cottarelli, antiguo director del Fondo Monetario Internacional (FMI) y actual director del Observatorio sobre las Cuentas Públicas de la Universidad Católica de Milán (al que el presidente de la República Sergio Mattarella dio el encargo para formar Gobierno durante el bloqueo postelectoral de las últimas elecciones) calculó que las medidas propuestas por el Gobierno “populista” cuestan 75.000 millones de euros anuales.

En una entrevista al diario Corriere della Sera Cottarelli explicó que la reducción de los tipos de IRPF anunciada por la Liga, costaría por lo menos 50.000 millones de euros; las medidas para suavizar la reforma de pensiones, aprobada en 2011 por el Ejecutivo tecnócrata de Mario Monti, valen unos 8.000 millones; la renta básica de ciudadanía, promesa electoral del M5E, por su parte, cuesta 17.000 millones de euros.

Cottarelli insiste en que financiar estas medidas a costa del déficit “no tendría sentido porque significaría pedir dinero a inversores que ya pretenden intereses más altos sobre nuestros bonos” e invita el Gobierno a aclarar cómo financiar las reformas.

Sobre el autor

Artículos Relacionados