S&P ve posible otra oleada de fusiones en la banca

Comment Off

S&P ve posible otra oleada de fusiones en la banca

S&P Global Rating ha asegurado que el tema de las fusiones en la banca mediana española será una cuestión ‘estrella’ durante 2019, y prevé que continúe la consolidación, afirmando que aún existe espacio para avanzar en este proceso, según se desprende de un informe sobre perspectivas para el sector.

De hecho, la agencia de calificación crediticia, que recuerda la operación anunciada entre Unicaja y Liberbank y el interés mostrado de Abanca por el banco presidido por Pedro Rivero, cree que una mayor consolidación permite fortalecer a las entidades al ganar tamaño, diluyendo el impacto de las bases de los costes fijos, facilitando las inversiones en digitalización y mejorando el acceso a los mercados.

Respecto a Bankia, S&P Global ve “poco probable” que el Gobierno desinvierta para su privatización durante este año, como sí había previsto inicialmente. El pasado mes de diciembre, el Ministerio de Economía decidió retrasar el plazo límite para desprenderse de su participación en el banco dirigido por José Ignacio Goirigolzarri hasta 2021, con el objetivo de encontrar unas mejores condiciones de mercado.

En otro orden de cosas, el informe explica que la rentabilidad de los bancos españoles “no cambiará mucho”, mientras que calcula que los ingresos netos por intereses podrían volver a crecer, con los costes operativos manteniéndose planos. “Algunas entidades, la mayoría medianas, continuarán informando de rendimientos muy por debajo de su coste de capital”, ha apuntado.

Asimismo, la agencia de rating estima que los litigios podrían reaparecer. El Gobierno aprobó un ajuste en la ley hipotecaria en noviembre del año pasado a partir del cual son los bancos los que deben asumir el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (IAJD), a pesar de que hasta ahora se repercutía al cliente. Este es uno de los asuntos que podría desencadenar nuevos pleitos.

De igual forma, calcula que los costes crediticios experimentarán un aumento desde el nivel “anormalmente” bajo de 2018, a la vez que el crecimiento del crédito deberá volver a positivo, aunque manteniendo un nivel “modesto”. “La expansión del crédito al consumo es algo que seguramente se observará, aunque continuará representando una parte limitada del crédito total”, ha remarcado.

“Dado que el crédito al consumo se ha otorgado principalmente para compras de bienes duraderos y debido a que crece desde una base baja, actualmente no estamos demasiado preocupados. Sin embargo, controlaremos cómo evoluciona”, ha aseverado.

En cuanto a la limpieza del ‘ladrillo tóxico’, S&P Global ha añadido que, tras una “importante” desinversión de activos improductivos (NPAs, por sus siglas en inglés) en 2017 y 2018, la tendencia se reducirá este año. La calificadora prevé que la ratio de NPAs caerá al 5,5% a finales del ejercicio en curso, aunque ha precisado que la diferencia en los indicadores de calidad de los activos entre bancos grandes y medianos podría ampliarse.

Sobre el autor

Artículos Relacionados