Mastercard, autorizado para entrar en el mercado de tarjetas en China

Comment Off

Mastercard, autorizado para entrar en el mercado de tarjetas en China

El Banco Popular de China (BPC) ha aprobado la solicitud por parte de Mastercard Information Technology para establecer en un plazo de un año un negocio de compensación de tarjetas bancarias en el gigante asiático, en colaboración con la firma local NetsUnion Clearing.

“Según la regulación relevante, tras completar los trabajos de preparación en un plazo de un año, volverá a presentar su solicitud ante el Banco Popular de China para la apertura del negocio conforme a los procedimientos legales”, ha precisado el banco central chino.

El acuerdo comercial de primera fase rubricado en Washington el pasado 15 de enero por China y Estados Unidos contempla entre otros apartados la reducción de trabas a las firmas de ambos países para prestar servicios financieros.

Hasta ahora, únicamente el proveedor local China UnionPay cuenta con licencia para llevar a cabo servicios de compensación de transacciones con tarjetas bancarias en el país.

El BPC ha subrayado que la apertura del mercado de tarjetas bancarias, con un volumen estimado de unos 27 billones de dólares (24,7 billones de euros) “es una parte importante de la apertura del sector financiero de China”.

De este modo, la institución ha indicado que esta autorización a Mastercard supone otro ejemplo de la apertura del sector financiero chino y de las reformas que están siendo acometidas en el país.

American Express recibió en enero una autorización similar, después de haber sido autorizado en noviembre de 2018 a iniciar los preparativos para el establecimiento de una red de procesamiento de transacciones domésticas en yuanes en China en colaboración con la firma china LianLian.

Actualmente, la economía de China se ha visto afectada por el coronavirus, que se ha convertido en la epidemia más letal para la economía mundial de este siglo. Su factura superará en términos absolutos la del síndrome respiratorio agudo grave (SARS) del 2003.

“La propagación costará a la economía mundial más de 280.000 millones de dólares (256.500 millones de euros) en los primeros tres meses del año, poniendo fin a un periodo de crecimiento mundial de 43 trimestres”, alertaba un informe difundido este lunes por la consultora Capital Economics. Según estas previsiones, “el PIB mundial no crecerá trimestralmente por primera vez desde el 2009”, escribió el economista Simon Macadam en un comentario. Este experto pronostica que “la producción perdida se recupere en los trimestres posteriores, de modo que el PIB mundial llegue al nivel que habría alcanzado si no hubiese habido un brote… para mediados del 2021”. Es decir, un año y medio perdido.

Sobre el autor

Artículos Relacionados