Puerto Rico: nuevo sistema fiscal contra la evasión

No Comentado

Puerto Rico: nuevo sistema fiscal contra la evasión

Alejandro García Padilla, el gobernador de Puerto Rico, ha hecho público el nuevo sistema contributivo que se va a implementar en el estado asociado a EE.UU., dirigido a no premiar la evasión fiscal sino el trabajo, y que no recaiga sobre los ingresos de la clase trabajadora sino sobre el consumo.

“Tenemos un sistema que penaliza el trabajo y la productividad, mientras premia la evasión”, reconoció el gobernante, García Padilla, en un mensaje público emitido por todas las grandes cadenas de televisión y radio de la isla.

La intención del mandatario es convencer a los puertorriqueños de la conveniencia de cambiar de sistema fiscal, para descartar el actual Impuesto sobre las Ventas y Uso (IVU) y la llamada “patente nacional” y reducir drásticamente las declaraciones de la renta, de la que quedarán eximidos unos 850.000 contribuyentes.

Explicó que el ciudadano no tendrá que tributar por los primeros 40.000 dólares (unos 35.000 euros) al año que ingrese y las parejas por los primeros 80.000 (unos 71.000 euros) que devenguen, independientemente de sus sueldos, según anunció.

La apuesta de este Gobierno es adoptar el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), un impuesto indirecto (que Hacienda no recibe directamente del contribuyente, sino de los comerciantes) que está implantado en al menos 160 países del mundo y que aquí será del 16 %, con un máximo del 21 %.

Estarán exentos del IVA los alimentos, los medicamentos, la renta residencial privada y la educación pública, y se reembolsará parte de lo pagado a las personas con rentas inferiores a 35.000 dólares (unos 31.000 euros). Quienes ingresen menos de 20.000 (unos 17.700 euros) recibirán el reintegro del 100 %, dijo el gobernador.

Es previsible que con el IVA se reduzca la evasión fiscal, que con el IVU ronda la mitad de los ingresos potenciales, un porcentaje a todas luces alarmante.

En Puerto Rico existe una elevada economía sumergida que explica la relativa paz social que existe con una de las fuerzas laborales más bajas del mundo y con una tasa de desempleo que duplica la de cualquier estado de Estados Unidos.

Con el 35 % de sus 3,7 millones de habitantes recibiendo ayuda federal para comer y con el 45 % viviendo en la pobreza, en Puerto Rico hay oficialmente menos de un millón de personas trabajando, la cifra más baja de los últimos 22 años.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)