La OCDE admite errores en sus pronósticos para la eurozona

No Comentado

 La OCDE admite errores en sus pronósticos para la eurozona

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha admitido errores en sus pronósticos para la eurozona con respecto a la crisis de la deuda soberana durante el período de 2007 a 2012.

En concreto, el grado de error de sus estimaciones es similar al observado durante la crisis del petróleo a principio de los años 70 del siglo pasado.

“Las proyecciones económicas de la OCDE subestimaron la profundidad del colapso de la actividad entre 2008 y 2009 y sobrestimaron el ritmo de recuperación en los últimos años”, ha reconocido la organización con sede en París en un informe publicado este martes, en el que analiza lo acertado de sus pronósticos durante la Gran Recesión.

En este sentido, los autores del documento concluyen que “el grado de error en los pronósticos observado en el periodo 2007-2012 es similar en magnitud al visto acerca de la crisis petrolera de los 70”.

El economista jefe de la OCDE, Pier Carlo Padoan, ha defendido durante la presentación del informe en Londres que la organización “ha aprendido mucho de la crisis” y, por lo tanto, se han adoptado los pasos para mejorar los modelos de previsión a corto plazo y crear así mejores indicadores para explorar de forma más sistematizada los riesgos para estas proyecciones.

De este modo, el estudio apunta que los errores de previsión fueron mayores para las economías más abiertas, comercial y financieramente hablando, lo que sugiere que la globalización ha incrementado la exposición a shock externos, y ha hecho que los países estén más interconectados entre sí que antes.

Asimismo, los errores de las previsiones también fueron mayores para los países con regulaciones laborales y de mercado menos flexibles, lo que sugiere una menor capacidad de resistencia que la observada en economías más desreguladas.

“El repetido agravamiento de la crisis de deuda soberana de la eurozona nos pilló por sorpresa por una mayor de lo esperada retroalimentación entre banca y debilidad soberana, lo que influyó en la sobreestimación de nuestras previsiones de crecimiento en las fases iniciales de la recuperación”, añadió Padoan.

A este respecto, el economista de la OCDE defendió que no fue la apuesta por la austeridad lo que indujo al error de sus previsiones, sino que el principal motivo de desviación fue la asunción de que la crisis del euro se disiparía con el paso del tiempo.

El economista jefe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico remarcó asimismo que “La OCDE no subestimó los multiplicadores fiscales. Fue la repetida asunción de que la crisis del euro se disiparía con el tiempo y que los diferenciales soberanos se estrecharían lo que resultó ser la más importante fuente de error”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)