Moody’s: España es el país de Europa con un mayor índice de uso de efectivo

Comment Off

Moody's: España es el país de Europa con un mayor índice de uso de efectivo

España es el país de Europa con un mayor índice de uso de efectivo, en tanto que el 58% de los españoles usa dinero en metálico para realizar sus compras, y solo un 2% emplea el teléfono móvil, de acuerdo con un informe presentado por Moody’s.

El segundo medio de pago más aceptado en España, por detrás del efectivo, es la tarjeta de débito, utilizada por un 23% de los españoles. La tarjeta de crédito solo la usa un 5% y la de cargos, el 12%.

La agencia de calificación Moody´s destaca el alto porcentaje del uso del efectivo en España (58%), en comparación con otros países europeos como Suiza, donde solo el 15% hace sus compras de esta forma; Reino Unido, con el 23%; o Alemania, con un 50%.

En el caso de China y Estados Unidos, con un 23% y un 15% de uso de efectivos, los datos son similares a los de Suecia. En el lado contrario, en India el 71% utiliza dinero en efectivo para realizar sus compras.

En cuanto al uso de tarjetas, en Suecia usa la tarjeta de débito el 56% de la población, en Reino Unido, el 48%; en Alemania y EE.UU. la usan el 34%; en Italia, un 12%, y en India, solamente el 12% de los encuestados.

Respecto al pago con el teléfono móvil, solo un 2% de personas lo usan en España, frente al 48% de China. En el resto de países, el porcentaje de uso varía entre el 4% y el 9%.

En el mes de octubre, el Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada, informaba que el 6,5% de la población española no tendrá acceso a servicios bancarios esenciales, entre ellos el poder acceder a dinero en efectivo depositado en la entidad bajo promesa de libre disponibilidad a través de oficinas y los cajeros automáticos, en cinco años.

Según el organismo, en tan solo un año el porcentaje de población en riesgo de exclusión y sin acceso al efectivo se incrementará en un 30% respecto al último análisis, a causa de la concentración financiera y la previsión de reducción de oficinas físicas y cajeros automáticos.

Este análisis prevé que a finales de este año hayan cerrado unas 5.000 oficinas bancarias y queden menos de 23.500 abiertas al público, un nivel que se daba a finales de los años setenta.

Sobre el autor

Artículos Relacionados