Los precios de producción de China se reducen en agosto

Comment Off

 

Los precios de producción de China se reducen en agosto

Los precios de producción de China se han reducido en el pasado mes de agosto a su ritmo más rápido en tres años.

Los expertos consideran que este descenso ha llevado a China a adentrarse más profundamente en terreno deflacionario y aumentando la urgencia de que el Gobierno redoble sus estímulos económicos mientras se intensifica la guerra comercial con Estados Unidos.

Los analistas han asegurado que la caída de la demanda interna y externa ha obligado a algunas empresas de China a recortar los precios con el fin de lograr nuevos pedidos o para reducir la producción con el objetivo de contener los costes, reduciendo así unos beneficios ya de por sí escasos y disminuyendo aún más la confianza de la industria.

La reducción del mes de agosto ha sido consecuencia de la debilidad de los precios de las materias primas, especialmente de la energía y los metales.

El Índice de Precios de Productor (IPP) de China ha registrado en el mes de agosto una caída del 0,8% en comparación con el mismo mes del año anterior, ampliando la caída del 0,3% registrada en julio.

Esta cifra supone la peor contracción interanual desde agosto de 2016, de acuerdo a los datos que ha publicado esta semana la Oficina Nacional de Estadísticas.

Los analistas encuestados por la agencia Reuters habían previsto que el índice se iba a reducir un 0,9%, enlazando el segundo mes consecutivo de caídas.

La deflación o inflación negativa, en economía, es un descenso generalizado y prolongado -como mínimo, dos semestres según el FMI– de los precios de bienes y servicios motivado por una atonía de la demanda y un exceso de las capacidades productivas (oferta).​

La deflación normalmente está asociada a las recesiones y a las crisis económicas y financieras como ocurrió durante la Gran Depresión y la Gran Recesión.

Las desventajas de la deflación son básicamente la reducción de la actividad económica, el aumento del desempleo, aumento de incertidumbre económica, aumento de los tipos de interés reales por la caída de precios, caída de la demanda.

Sobre el autor

Artículos Relacionados