El IPC de China repunta un 2,5%

No Comentado

El IPC de China repunta un 2,5%

El índice de precios al consumo (IPC) de China ha repuntado en el pasado mayo un 2,5% en tasa interanual, según informó este martes la Oficina Nacional de Estadísticas (NBS).

El dato del IPC de mayo se sitúa 7 décimas por encima del registrado en abril (1,8 por ciento interanual), cuando la inflación se situó en su tasa más baja en año y medio, y una décima más que el de marzo (2,4 por ciento).

No obstante, la inflación sigue muy por debajo del límite marcado por el Gobierno chino para este año, en el 3,5 por ciento.

El precio de los alimentos, que suponen una tercera parte de la cesta de la compra del consumidor chino, creció hasta un 4 por ciento interanual, muy por encima del 2,3 por ciento interanual registrado en abril. En comparación con el mes anterior, los precios subieron un 0,1 por ciento.

Por su parte, el índice de precios al productor (PPI), que mide la inflación en los precios al por mayor, volvió a contraerse, en este caso un 1,4 por ciento interanual, por lo que ya acumula 27 meses consecutivos de caídas. No obstante, la caída es menor, después de la registrada en abril, del 2 por ciento interanual.

El IPC de mayo se conoce dos días después de que se publicaran los datos de las exportaciones de China en ese mismo mes, en el que registraron una fuerte subida del 7 por ciento interanual que superó las expectativas, mientras las importaciones cayeron de forma inesperada, un 1,6 por ciento en ese mismo periodo.

La economía de China se encuentra en pleno proceso de reforma, lo que ha derivado en una desaceleración a corto plazo para conseguir en el futuro un modelo más basado en el consumo interno que en las exportaciones o la inversión pública.

El producto interior bruto (PIB) chino creció un 7,7 % en 2013, el índice más bajo desde 1999, y la ralentización continuó en el primer trimestre de este año, en el que la subida fue del 7,4 %, la más baja desde 2012 y por debajo del objetivo marcado por Pekín para este año, del 7,5 %.

Aunque, hasta ahora, el Ejecutivo chino se había negado a aprobar estímulos monetarios contundentes, el Banco Popular de China (PBOC, central) anunció el lunes una bajada del 0,5 por ciento en los requisitos de reservas de algunos bancos y prestamistas, lo que ha sido visto por los analistas como una “señal” de que Pekín quizá relaje más su política en el futuro.

“Hemos dicho que no a la búsqueda ciega de crecimiento del PIB. Eso no quiere decir que ya no nos preocupemos por un crecimiento económico razonable”, afirmó Li Keqiang, el primer ministro chino, el pasado día 6 en un encuentro con mandatarios locales.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)