Disminución del mercado de carbono, reto para Latinoamérica

No Comentado

Disminución del mercado de carbono, reto para Latinoamérica

Especialistas de México, Chile y Costa Rica señalaron en el panel organizado por la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) de Panamá, que el mercado global del carbono se ha contraído porque el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL), en que se origina, no es vinculante con el compromiso de reducir las emisiones.

Esta contracción plantea un reto para Latinoamérica, que debe reducir sus emisiones contaminantes y crear un mercado regional del dióxido de carbono, según señalaron los expertos en un foro sobre el tema en Panamá.

La situación ha generado una gran oferta de bonos, lo que ha causado una caída de los precios. El negocio de los créditos de carbono es un mecanismo económico que tiene su origen en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Los países desarrollados y en vías de desarrollo intercambian sus permisos de emisión para reducir la producción de gases que contribuyen al calentamiento global. Los expertos consideran que la situación no es perjudicial para la región, pero que si representa un momento para que América Latina se replantee sus esquemas en esta materia.

“Ahora lo que nos toca a nosotros es hacer nuestros propios esquemas para poder reducir emisiones localmente, con empresas locales y con mercados propios de bonos de carbono”, dijo Eduardo Piquera, de la Plataforma Mexicana de Carbono.

Según la perspectiva de Piquera, el mercado internacional de bonos de carbono está cayendo porque los compradores no llegaron a un acuerdo posterior a 2012, que fue cuando terminó el Protocolo de Kioto.

Asegura que se impone “regionalizar” los mercados de carbono, un “mercado nacional entre proyectos nacionales que vendan bonos de carbono y compradores nacionales que tienen que reducir sus emisiones”.

El experto mexicano considera que llevará mucho tiempo lograr un esquema regional o semiregional, pero cree que existe al menos la posibilidad de una integración de algunos mercados en América Latina, como “México y Centroamérica“.

“No tenemos forma de ir para atrás en la lucha contra el cambio climático pues a pesar de que a nivel internacional el precio está muy deprimido, los mercados de carbono han demostrado ser un mecanismo efectivo para reducir emisiones”, señaló Piquera.

En el mercado europeo, cada tonelada de reducción de CO2 se vende a entre 6 y 21 dólares.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)