La riqueza de las familias crece un 17,4%

No Comentado

 La riqueza de las familias crece un 17,4%

La riqueza neta de las familias creció un 17,4% en 2013, alcanzando 1,05 billones de euros, cifra que refleja la diferencia entre los activos y pasivos financieros de los hogares españoles.

Este balance positivo se ha debido tanto a la reducción estimada de 50.000 millones de euros en los pasivos financieros como al incremento del volumen de activos, en gran parte como consecuencia de la revalorización de las acciones y los fondos de inversión.

Así se desprende de los datos ofrecidos este lunes por la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco) en su ‘Informe del 2013 y perspectivas para el 2014’, en el que se estima que la riqueza financiera de las familias a finales del pasado año se situó en el 102,5% del PIB, por lo que habría podido “neutralizar en su totalidad” los efectos de la crisis, superando incluso el nivel de 2006.

Los pasivos financieros en manos de los hogares españoles, integrados en su mayoría por préstamos y créditos concedidos a las familias para distintos fines, registraron un descenso superior al 5% en 2013, en una tendencia que se mantiene constante desde 2008, con el inicio de la crisis, y que ha logrado colocar el porcentaje de endeudamiento de las hogares en niveles de 2006.

De hecho, en septiembre de 2013 su nivel de endeudamiento apenas alcanzaba el 84% del PIB y previsiblemente se habrá situado en el 83% del PIB a finales de 2013, frente a los niveles máximos del 92% del PIB en años anteriores.

Por el contrario, la riqueza inmobiliaria de las familias españolas ha caída durante la crisis debido al descenso del precio de los activos inmobiliarios, particularmente en los últimos dos años, situándose a finales de 2012 (último dato disponible) en el 431% del PIB, frente al 548% del PIB de 2007. Para 2013, Inverco estima que se habrá situado en el 400% de la riqueza nacional.

En cuanto a la evolución del ahorro, Inverco estima que a finales del pasado año el saldo de ahorro financiero de las familias españolas se habría situado en 1,90 billones de euros, lo que supone un incremento de más de 100.000 millones (un 5,8% más que en 2012), y muy cerca de los máximos históricos de 2007. La estimación del porcentaje del PIB que los hogares están destinando a ahorro se coloca en el 185,8%, frente al 187,8% del año 2006.

El estudio de Inverco pone de manifiesto el perfil conservador del inversor español. Así, los depósitos bancarios siguen siendo en 2013 el producto financiero con mayor ponderación, representando el 41,7% del total de los activos, si bien ha caído respecto al porcentaje que representaban en 2012 (42,9%) debido a la “reducción significativa” en la remuneración de estos productos de ahorro.

Igualmente, el activo financiero que logró captar el mayor interés inversor de las familias durante el pasado año fueron los fondos de inversión. En concreto, el saldo de participaciones de fondos en poder de los hogares aumentó en más de un 24% durante 2013, casi 25.000 millones de euros.

Otro de los activos que incrementaron su saldo fueron las acciones cotizadas, debido tanto a la importante revalorización de los mercados de renta variable como a la entrada de flujos, mientras que la inversión directa en renta fija disminuyó su saldo a diciembre de 2013 en torno al 70%, con unos flujos negativos estimados en 39.000 millones de euros.

Asimismo, la inversión en fondos de pensiones aumentó un 6,3%, alcanzando un nuevo máximo histórico, gracias al buen comportamiento de los mercados.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)