Schroders: los inversores prevén que los efectos económicos del Covid duren casi dos años

Comment Off

Schroders: los inversores prevén que los efectos económicos del Covid duren casi dos años

Los inversores españoles estiman que los efectos negativos del Covid-19 en la economía durarán alrededor de 1,78 años, en línea con las previsiones de los inversores a nivel global (1,73 años), de acuerdo con una encuesta realizada por Schroders.

El 67% de los inversores españoles considera que el impacto de la crisis económica provocada por la pandemia durará entre seis meses y dos años, por encima de la media del continente europeo (63%).

El estudio muestra que la inquietud por las inversiones de los encuestados ha aumentado. Antes de la crisis del Covid-19, un 37% de los españoles pensaba “con frecuencia” en sus inversiones, frente al 53% de los inversores españoles que lo reconocía en la última encuesta. A nivel global esta tasa también ha aumentado hasta el 49%.

El 65% de los inversores españoles declaran experimentar niveles “bajos o inexistentes” de preocupación ante caídas de los mercados en periodos cortos de tiempo, por debajo de la media europea (71%).

Sin embargo, cuando los mercados bursátiles atravesaron un período de volatilidad en febrero y marzo, el 76% de los inversores españoles hizo cambios en su cartera en esos meses, el mismo nivel que en los países vecinos europeos.

A pesar de la situación económica, las expectativas de rentabilidad media anual del inversor español para los próximos cinco años siguen siendo optimistas, alcanzando el 10%.

De hecho, el estudio resalta que el optimismo español es aún más marcado que en 2019, cuando los encuestados esperaban que sus inversiones generasen una rentabilidad media durante los próximos cinco años del 9,2% anual.

Estas expectativas son superiores a las de la media europea (9,4%), pero inferiores a otras regiones como el continente americano, donde prevén obtener un 13,15% anual, y Asia, donde esperan alcanzar un 11,46% de rentabilidad.

“Los inversores españoles siguen teniendo unas expectativas de rentabilidad ‘a priori’ demasiado optimistas, sobre todo en este entorno de tipos bajos, bajo crecimiento y valoraciones ajustadas”, ha señalado la directora general de Schroders para España y Portugal, Carla Bergareche.

Por su parte, José Miguel Maté, vicepresidente de la Asociación Europea de Asesoría y Planificación Financiera (EFPA) de España, resalta que los inversores expertos tratan de anticipar los movimientos de los mercados en base a datos macroeconómicos (crecimiento, inflación, paro, deuda) y microeconómicos (resultados empresariales o actividad corporativa como fusiones, quiebras y adquisiciones). “Cuando anticipan caída de la actividad económica, suelen reducir la exposición a Bolsa (acciones representativas del capital de empresas) y a renta fija privada de mayor riesgo (bonos de empresas), para refugiarse en liquidez, bonos de los Estados y aquellas empresas consideradas más solventes”.

Sin embargo, Borja Ribera, profesor de Bolsa en EAE Business School, considera que normalmente cuesta reconocer una crisis “sobre todo cuando estalla dentro de un momento de euforia económica, como ocurrió en 2008”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados