EEUU crea 1,76 millones de empleos en julio

Comment Off

EEUU crea 1,76 millones de empleos en julio

El informe oficial de empleo de Estados Unidos, correspondiente a julio, ha detallado que la creación de empleo alcanzó los 1,76 millones de puestos de trabajo, frente a los 1,60 millones esperados, y redujo la tasa de paro al 10,2%, frente al 10,5% previsto.

Las cifras de paro semanal de EEUU avivaron el temor a un estancamiento en el mercado laboral estadounidense. Este temor se agravó el miércoles con la publicación del dato del sector privado, que creó en julio apenas 167.000 empleos de los 1,5 millones esperados por los analistas.

La referencia más esperada, el informe oficial de empleo correspondiente a julio, ha suavizado las dudas sobre la evolución del mercado laboral. La economía estadounidense creó 1,76 millones de nuevos puestos de trabajo, por encima de los 1,60 esperados por los analistas consultados por Reuters.

La mayor creación de empleo ha permitido una mejora más significativa en la tasa de paro. En julio bajó hasta el 10,2%. Los analistas habían pronosticado un 10,5%.

Las cifras de julio, sin embargo, reflejan un contundente freno en la creación de empleo respecto a los datos de junio, cuando EEUU creó 4,80 millones de empleos en pleno proceso de desconfinamiento.

En las últimas semanas la Reserva Federal ha reiterado sus mensajes de una recuperación económica más lenta de lo esperado. Para paliar esta situación, Republicanos y Demócratas ultiman un nuevo paquete de estímulos fiscales, valorado en cerca de un billón de dólares.

La economía de EEUU cayó un 32,9% en el segundo trimestre, este es el mayor retroceso y el más rápido que EE.UU. que se ha registrado desde que el gobierno empezó a publicar este dato, después de la Segunda Guerra Mundial, en 1947. Este retroceso, a partir del comunicado del Departamento de Comercio, significa el barrido de más de cinco años de crecimiento.

Los especialistas habían previsto una caída todavía peor, del 34,6% entre abril y junio. Antes de la pandemia, la cifra negativa más alta que se había contabilizado era del 10% en 1958. La contracción más severa en un trimestre durante el apogeo de la Gran Recesión, en el trienio 2007-2009, trepó hasta el 8,4%, número que ilustra la profundidad del castigo causado por la pandemia.

La cantidad de dinero que los consumidores gastaron se precipitó en un retroceso del 35%, según datos de Wall Street.

El consumo representa en torno al 70% de la actividad económica de Estados Unidos. Esta contracción sin precedentes supone el principal factor en el declive del PIB.

Sobre el autor

Artículos Relacionados