La banca mundial sufrirá un impacto de casi 2 billones

Comment Off

La ONU pide un "plan Marshall" para los países en desarrollo

Los balances de la banca mundial sufrirán un impacto negativo a causa de la pandemia de coronavirus que rondará los 2,1 billones de dólares (1,9 billones de euros) entre 2020 y 2021, con más del 60% del mismo correspondiente a las entidades de Asia Pacífico, mientras que los bancos de América del Norte y Europa Occidental asumirán el 19% y el 11% respectivamente, según las estimaciones de S&P Global Ratings.

En concreto, las provisiones de la banca mundial por las pérdidas de crédito esperadas ascenderán en 2020 a 1,3 billones de dólares (1,15 billones de euros), frente a los 0,6 billones de dólares (531.460 millones de euros) del año 2019, mientras que para 2021 la agencia anticipa un impacto menos intenso, con 0,8 billones de dólares (708.614 millones de euros).

Entre 2020 y 2021, la calificadora de riesgos espera que los bancos de Asia Pacífico recibirán un impacto adverso en sus cuentas de unos 1,26 billones de dólares (1,12 billones de euros), con China asumiendo tres cuartas partes del mismo.

Por su parte, la banca norteamericana sufrirá un golpe de 366.000 millones de dólares (324.197 millones de euros) en dos años, cuando en 2019 las provisiones contabilizadas alcanzaron los 63.000 millones de dólares (55.804 millones de euros), En el caso de Europa Occidental, el impacto negativo rondará los 228.000 millones de dólares (201.959 millones de euros) entre 2020 y 2021, cuando en 2019 se contabilizaron 54.000 millones de dólares (47.820 millones de euros).

En el caso de los bancos europeos, la agencia prevé que las pérdidas crediticias hasta finales de 2021 se distribuyan de manera amplia y uniforme durante este año y el próximo, en contraste con sus previsiones para América del Norte y Asia-Pacífico, donde espera que aproximadamente dos tercios de las pérdidas crediticias corresponderán a 2020.

De hecho, en el caso de Europa Occidental, S&P Global Ratings no descarta la posibilidad de que las pérdidas crediticias se mantengan elevadas más allá del horizonte de pronóstico de finales de 2021.

Sobre el autor

Artículos Relacionados