Moody’s: el coronavirus afectará el crecimiento de los países hasta bien entrado el segundo trimestre

Comment Off

Moody’s: el coronavirus afectará el crecimiento de los países hasta bien entrado el segundo trimestre

Moody’s ha publicado un informe en el que indica que el impacto provocado por el brote del coronavirus afectará el crecimiento económico en muchos países hasta bien entrado el segundo trimestre de este año, y la reactivación de la actividad va a depender de las medidas que se utilicen para contener la enfermedad.

Varios países están trabajando para poner en marcha estímulos fiscales y gastos de emergencia con el objetivo de moderar el impacto provocado por el coronavirus.

El informe de Moody’s detalla que “ahora parece seguro que incluso si el virus está constantemente contenido, el brote amortiguará la actividad económica mundial hasta el segundo trimestre de este año”.

“La normalización de la actividad económica dependerá de cuánto tiempo lleve contener la propagación global del virus”, han explicado los analistas de Moody’s al destacar que los anuncios de políticas por parte de autoridades fiscales, bancos centrales e instituciones internacionales sugieren que la respuesta política será sólida.

La agencia de calificación ha revisado hasta el 2,1% su previsión de crecimiento base para las economías que forman parte del G-20, una cifra que resulta inferior en 0,3 puntos porcentuales si se compara con la proyección anterior.

En el caso de China, Moody’s ha reducido su pronóstico de expansión del Producto Interno Bruto hasta el 4,8% desde uno previo del 5,2%, “a medida que la débil demanda se traducirá en precios de los productos básicos generalmente moderados y una alta volatilidad en los precios del petróleo”.

Madhavi Bokil, el vicepresidente de Moody’s, ha explicado que “varios desarrollos posibles podrían conducir a un escenario mucho más negativo que nuestro pronóstico de referencia. Un retroceso sostenido en el consumo, junto con el cierre prolongado de negocios, perjudicaría las ganancias, generaría despidos y afectaría el sentimiento. En última instancia, estas condiciones podrían alimentar una dinámica recesiva autosostenible”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados