Inflación anualizada de México se desacelera

No Comentado

Inflación anualizada de México se desacelera

La inflación anualizada de México se ha desacelerado en febrero a 4,23 por ciento, tras haber alcanzado en enero su mayor nivel en ocho meses, aunque pesó el aumento en el costo del limón, de acuerdo con cifras divulgadas este viernes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

La cifra está en línea con el 4,20 por ciento que habían estimado los analistas encuestados por Reuters, y por encima del objetivo del Banco de México de 3 por ciento +/- un punto porcentual.

Los precios al consumidor habían acelerado a 4,48 por ciento en enero ante la entrada en vigor de los impuestos a la comida “chatarra”, gaseosas, los combustibles fósiles, entre otros productos, como parte de una reforma fiscal.

En febrero, el índice de precios al consumidor de México registró un alza del 0,25 por ciento mensual. La inflación subyacente, considerada un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina artículos de alta volatilidad, fue del 0,28 por ciento, según cifras divulgadas el pasado viernes porel INEGI.

El Banco de México había señalado que el aumento en los precios sería transitorio.

El alza mensual de febrero se vio impactada principalmente por el aumento de 68,10 por ciento en el limón, de 9,11 por ciento en la cebolla y de 8,60 por ciento en el precio del gas doméstico natural, entre otros productos.

De acuerdo a información del INEGI los productos pecuarios registraron un alza del 0,15 por ciento.

Entre los productos que más descendieron en febrero están el jitomate, con una baja de 33,20 por ciento, el chile serrano, que retrocedió 22,64 por ciento y el chile poblano, que cayó 21,87 por ciento.

El índice de precios subyacente, que elimina los elementos volátiles como energía y alimentos y es clave para las decisiones de política monetaria, avanzó 0,28 por ciento para alcanzar una tasa anual de 2,98 por ciento.

Analistas privados estiman un crecimiento del 3,23 por ciento para la economía de México en el 2014 y una inflación al cierre del año de un 4,01 por ciento.

Por su parte, el Banco de México ha pronosticado que la inflación se mantendrá por encima del 4 por ciento en los primeros meses del 2014 y que comenzará a ceder más adelante en el año. En cuanto al crecimiento económico, el Gobierno mexicano tiene una estimación del 3,9 por ciento para el 2014.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)