El BOE publica la adaptación final a Basilea III

No Comentado

El BOE publica la adaptación final a Basilea III

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado la circular 2/2016 del Banco de España, que completa la adaptación del ordenamiento jurídico español a la normativa internacional Basilea III.

Según el BOE, esta nueva normativa tiene como objetivo “reducir la probabilidad de que se produzcan crisis bancarias y el coste derivado de ellas para los contribuyentes”.

Para esto, ha sido fundamental incrementar la resistencia de las entidades de crédito ante posibles situaciones adversas, gracias al establecimiento de diversos mecanismos como el colchón anticrisis incluido en Basilea III y el denominado TLAC (total loss absorbing capacity) al que deberán hacer frente todos los bancos europeos.

En España la transposición de la normativa se ha hecho en dos etapas, la primera a través de un real decreto-ley aprobado el 29 de noviembre de 2013, que establecía una serie de medidas urgentes en materia de supervisión y solvencia de entidades financieras.

Después, el 26 de junio de 2014, el Ejecutivo promulgó la Ley de Ordenación, Supervisión y Solvencia de Entidades de Crédito, que sentó las bases de una transposición completa de la directiva europea de 2013, y que se desarrolló a través de otro real decreto aprobado en febrero de 2015.

La circular del BOE también regula la supervisión adicional de las entidades financieras que formen parte de un conglomerado financiero.

El Banco de España ha explicado en una nota que “el texto también fija el régimen de las sucursales y la libre prestación de servicios en España de las entidades de crédito con sede en Estados no miembros de la Unión Europea, y desarrolla de forma comprensiva los requerimientos de colchones de capital”.

Por otro lado, recoge diversas disposiciones relacionadas con la organización interna y la política de remuneraciones de las entidades de crédito, el proceso de autoevaluación del capital y el proceso de revisión supervisora que llevará a cabo la autoridad competente.

Por último, se incluyen las normas de transparencia de las entidades de crédito y sus obligaciones de información al Banco de España.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter