El déficit presupuestario de Francia supera las previsiones

No Comentado

 El déficit presupuestario de Francia supera las previsiones

El déficit presupuestario de Francia ha superado las previsiones, al alcanzar los 74.900 millones de euros al cierre de 2013, 2.700 millones por encima de lo esperado por el Ejecutivo, según datos del Ministerio de Economía galo.

Las cuentas revelaron una mejora con respecto a 2012 de 12.000 millones, fundamentada en “el control del gasto” y en la “progresión de los ingresos”, calculada en 15.000 millones de euros. Los gastos ascendieron a 376.700 millones de euros frente a los 374.200 millones del año anterior.

El coste de la deuda se redujo en 1.400 millones, mientras que el país debió aportar 8.100 millones de euros al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE). En cuanto a los ingresos, Economía estimó que fueron de 301.200 millones de euros, frente a los 286.000 millones recaudados a finales de 2012.

La recaudación fiscal progresó en 15.600 millones de euros con respecto al año anterior, aunque fueron 3.500 millones de euros inferiores a lo calculado en los presupuestos, a causa de unos menores ingresos por impuesto de sociedades y de la renta “en un contexto de débil crecimiento económico dos años consecutivos”.

Esta caída fue parcialmente compensada por una mayor recaudación por el impuesto del valor añadido, “lo que muestra que hay una recuperación del dinamismo del consumo”.

En cuanto a los ingresos no fiscales, Economía señaló que fueron de 13.700 millones, 400 millones menos que en 2012, cuando hubo una entrada excepcional ligada a la venta de las frecuencias de telefonía móvil de cuarta generación.

Por otra parte, el Ministerio de Comercio Exterior de Francia señala que el año pasado, el déficit de comercio exterior mejoró en 6.000 millones (un 9%). Sin contar el impacto de la energía, el déficit comercial se situó en 13.500 millones de euros, la mitad que hace dos años. En 2011 se logró un récord de déficit exterior de 74.000 millones de euros.

El Ministerio de Economía galo ha señalado que las exportaciones cayeron un 1,3% en 2013, en un contexto de ralentización de la actividad en los países emergentes y de recesión en la eurozona, pero también cayeron las importaciones, un 2,3%, sobre todo por la caída de las compras de energía.

La aeronáutica fue el principal motor de las exportaciones francesas, con un excedente comercial de 22.000 millones de euros, asentado en el fabricante de aviones Airbus, que registró un récord de pedidos, hasta los 1.503.

Por detrás se situó el sector agroalimentario, con un aumento del 3,3%, lo que le coloca como  el participante más relevante de las exportaciones, con 11.500 millones. Por último, el sector farmaceútico se sitúa en un nivel récord, avanzando un 2,5%.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)