Las empresas no financieras ganan un 44,5% menos

Comment Off

Las empresas no financieras ganan un 44,5% menos

El Banco de España ha señalado que el resultado de las empresas no financieras hasta el tercer trimestre del año retrocedió un 44,5% por algunas minusvalías y deterioros de activos financieros y, sobre todo, por las elevadas plusvalías extraordinarias del año anterior.

Durante la presentación de la central de balances, el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Óscar Arce, ha explicado que la actividad de las sociedades no financieras españolas siguió expandiéndose en 2018 y en los nueve primeros meses de 2019, aunque muestra una “desaceleración generalizada” por sectores, tamaños e indicadores.

El análisis refleja que el intenso proceso de desapalancamiento empresarial en los últimos años ha incrementado la capacidad de resistencia de las compañías ante perturbaciones negativas, si bien el sector empresarial “todavía presenta ciertas vulnerabilidades ante un hipotético deterioro” en el escenario macro-financiero.

El resultado de las empresas no financieras entre enero y septiembre, con un retroceso del 44,5%, se debe a un impacto negativo de la evolución de las partidas no recurrentes debido, especialmente, a las elevadas plusvalías generadas el ejercicio pasado, aunque también contribuyó la contabilización en 2019 de algunas minusvalías y deterioros asociados a activos de carácter financiero.

La caída del resultado en los nueve primeros meses del año contrasta con el aumento del 52,3% del beneficio del mismo periodo del año pasado. No obstante, dichas sociedades experimentaron una caída menor, del 1%, en su resultado ordinario neto, frente al 5,1% de progresión de dicho periodo de 2018. El ejercicio pasado se vio favorecido por la caída de los gastos financieros y el aumento de los ingresos financieros, principalmente por mayores dividendos.

La central de balances confirma que la tendencia de desaceleración de la actividad de 2018 se intensificó, de modo que el Valor Añadido Bruto (VAB) creció solo un 0,5% en términos nominales, frente al repunte del 3,7% registrado un año antes.

Asimismo, el análisis refleja que las ratios de rentabilidad ordinaria dejaron de crecer en los tres primeros trimestres de 2019, situándose la rentabilidad del activo neto en el 4,5%, frente al 4,6% del mismo período de 2018, mientras que la de los recursos propios se mantuvo en el 6,45%.

Igualmente, se registró un aumento de la proporción de empresas con rentabilidades negativas de hasta el 28%, en un contexto en el que el coste medio de financiación siguió disminuyendo, lo que permitió que el diferencial entre la rentabilidad del activo y este coste se ampliase ligeramente. También han repuntado los niveles medios de endeudamiento respecto al activo como a los excedentes ordinarios.

Sobre el autor

Artículos Relacionados