Nuevo paquete de medidas económicas en Japón

No Comentado

 Nuevo paquete de medidas económicas en Japón

Un nuevo paquete de medidas de estímulo a la economía de Japón fue aprobado a finales de la semana pasada por el Ejecutivo nipón, presidido por el conservador Shinzo Abe.

El valor total de este nuevo conjunto de medidas es de 18,6 billones de yenes (133.000 millones de euros), y se enmarca en la estrategia puesta en marcha para sacar al país de la deflación.

El cuantioso paquete, con el que el Gobierno también pretende amortiguar el efecto en la economía nipona de la primera subida del IVA en más de 15 años el próximo abril, incluye sin embargo partidas anteriormente presupuestadas.

La partida destina por ejemplo 5,5 billones de yenes (39.500 millones de euros) a los trabajos de reconstrucción de las zonas afectadas por el tsunami y terremoto de 2011 y a nuevas infraestructuras para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

El Gobierno de Abe ha decidido poner en marcha medidas que tengan un efecto inmediato, como obras públicas, y estima que el nuevo paquete creará al menos 250.000 empleos y elevará el Producto Interior Bruto (PIB) un 1 por ciento en términos reales.

Para llevar a cabo estas medidas y sufragar este paquete, se espera que se apruebe alrededor del 12 de diciembre un presupuesto extra para el actual año fiscal que termina en marzo de 2014, según la agencia Kyodo.

De acuerdo con este último paquete de estímulo, 1,4 billones de yenes (10.000 millones de euros) se dedicarán a impulsar la competitividad industrial, incluidos subsidios para animar a la inversión por parte de pequeñas empresas.

Unos 600.000 millones de yenes (4.300 millones de euros) se destinará a ayudas para personas con rentas bajas, al cargo de niños o compradores de nueva vivienda, así como 300.000 millones de yenes (2.150 millones de euros) para medidas que impulsen el empleo de mujeres, jóvenes y los más mayores.

Además, el Gobierno destinará 3,1 billones de yenes (22.800 millones de euros) a la asistencia de los evacuados por la crisis nuclear de la central de Fukushima.

Este paquete forma parte de la estrategia de crecimiento liderada por Abe desde su llegada al poder el pasado diciembre, que consiste en agresivas medidas de estímulo y de flexibilización monetaria por parte del Banco de Japón.

En el pasado mes de octubre, el Ejecutivo de Japón ratificó un aumento de los impuestos al consumo del 5 al 8%, con el objetivo puesto en “mantener la confianza en la política fiscal de Japón y establecer un sistema de seguridad social que sea sostenible para las generaciones futuras”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)