El Tesoro no muestra preocupación por la idea de condonar deuda

Comment Off

El Tesoro no muestra preocupación por la idea de condonar deuda

El director general del Tesoro, Pablo de Ramón-Laca, ha afirmado que al organismo no le preocupa “demasiado” la propuesta realizada por un centenar de economistas europeos, entre los que figuran la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, y el responsable económico de Podemos, Nacho Álvarez, de que el BCE condone la deuda de los Estados miembros, porque la deuda española es “más sostenible año a año” y hay “mucha confianza” en España.

En este sentido, ha subrayado que España puede seguir emitiendo deuda para crecer y ha considerado que no es el momento de abordar ahora la consolidación fiscal, si bien es partidario de abordar un plan a medio plazo.

Así lo ha señalado en una entrevista a RTVE, al ser preguntado por el manifiesto de un centenar de economistas europeos, incluidos el economista francés Thomas Piketty, Narbona (PSOE) y Álvarez (Podemos), en el que proponen un pacto por el que el Banco Central Europeo (BCE) cancele la deuda de los Estados miembros y estos a cambio destinen esas partidas a la reconstrucción ecológica y social.

De Ramón-Laca ha dicho que aunque no le corresponde entrar en ese debate, no le preocupa “demasiado” porque la deuda española es “sostenible”, señalando que frente al indicador “imperfecto” para evaluar la sostenibilidad de la deuda de la ratio de deuda sobre PIB (de uso más habitual), el indicador que mejor refleja la realidad es la carga de intereses, al representar lo que le cuesta a los españoles dicha deuda y, ese dato, ha descendido en los últimos años, por lo que “la deuda es más sostenible año a año”.

En este sentido, ha subrayado que la mejor forma de asegurar la sostenibilidad a largo plazo de la deuda española es garantizar el crecimiento estructural a largo plazo, algo que “se está haciendo” mediante el programa de reformas e inversiones anunciado y en proceso de finalización por el Gobierno, que ha calificado de “muy ambicioso” para incrementar el crecimiento potencial y reducir la ratio de deuda sobre PIB.

Pese a que ha descartado entrar en el debate de la condonación de la deuda, rechazado ya por el propio BCE, ha subrayado que las agencias de ráting mantienen una calificación crediticia “altísima” sobre España, así como las instituciones internacionales como el FMI, la OCDE e incluso el propio BCE, y los inversores compran deuda española incluso a tipos negativos con una demanda creciente.

“Todos ellos saben que la deuda española es sostenible, eso da mucha tranquilidad a los mercados y se puede seguir emitiendo siempre y cuando se utilice para crecer”, ha apostillado.

Respecto a la deuda a largo plazo, ha indicado que el bono español a 50 años se lanzó en 2016 y se ha abierto en varias ocasiones hasta contar con un volumen de 15.000 millones de euros.

De cualquier forma, ha explicado que el BCE no es el único inversor de deuda, sino que “hay muchos inversores de todo tipo y regiones”, como fondos de pensiones, aseguradoras, otros bancos centrales, bancos o especuladores. “Inversores, analistas, agencias de ráting, todos confían en que esa deuda es muy sostenible. Hay mucha confianza en España y eso va mucho más allá que lo que permita la política monetaria”, ha enfatizado.

Con una previsión de una ratio de deuda pública del 118% del PIB este año, De Ramón-Laca ha indicado sobre la consolidación fiscal, que están pensando en empezar a abordar países como Alemania, que el “esfuerzo” del Gobierno español siempre se dirige hacia la consolidación fiscal “cuando hace falta”, después de haber reducido la ratio de deuda en 2018 y 2019 “más rápido que en los cuatro años anteriores”.

“Las credenciales de este Gobierno a la hora de reducir la deuda cuando hace falta no está en duda y no duda de ellas nadie”, ha asegurado, si bien ha afirmado que “ahora no es el momento de la consolidación fiscal”, tal y como “lo dice todo el mundo, incluso Alemania”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados