El Tesoro Público intentará captar hasta 4.500 millones

No Comentado

El Tesoro Público intentará captar entre 3.500 y 4.500 millones en bonos a 3, 5 y 20 años este jueves, según consta en la página web del organismo adscrito al Ministerio de Economía y Competitividad.

El organismo aprovechará la mejora de los mercados para emitir bonos 20 años, aunque la cantidad subastada en este papel será baja y la emisión se concentrará en el papel a 3 años y, sobre todo, a 5 años.

En concreto, el Tesoro subastará bonos con cupón del 3,75% y vencimiento a 31 de octubre de 2015, obligaciones con cupón del 5,75% y vencimiento a 30 de julio de 2032 y una nueva referencia de bonos a 5 años con cupón del 4,50%.

Ésta será la primera emisión que realiza el Tesoro tras la reelección de Barak Obama en EE.UU y después de conocer las últimas previsiones económicas de la Comisión Europea, que plantean cifras más pesimistas que el Gobierno y auguran que España no cumplirá los objetivos de déficit.

Según fuentes del mercado, el organismo no emite papel por encima de los 10 años desde el mes de julio de 2011, cuando lanzó obligaciones a 15 años. En aquella ocasión colocó 814 millones con un interés marginal del 6,22%, el más alto desde el año 1997. Esa subasta se celebró poco después de que se publicaran las primeras pruebas de resistencia a la banca y cuando se negociaba el segundo plan de rescate a Grecia.

En esos meses, la prima de riesgo rondaba los 320 puntos básicos, aunque tras el verano de 2011 rozó máximos que forzaron la intervención del Banco Central Europeo (BCE) con el anuncio de subastas de liquidez para rebajar la tensión sobre la deuda de países periféricos.

El panorama económico ha cambiado considerablemente desde entonces, aunque la prima de riesgo se sitúa ahora 100 puntos por encima del nivel de julio del año pasado, al moverse en el entorno de los 430 puntos.

A lo largo de 2012, la prima de riesgo ha vuelto a marcar máximos y ha llegado incluso a superar la barrera de los 600 puntos. De hecho, las tensiones en los mercados forzaron al Gobierno español a pedir ayuda para sanear la banca y a aprobar numerosos ajustes a cambio.

Pese al rescate de la banca, las tensiones siguieron aumentando y forzaron al BCE a anunciar un programa de compra de bonos en el mercado secundario para generar cierta calma entre los inversores, que ahora esperan pacientes y sin grandes sobresaltos la petición de ayuda por parte de España.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)