Los japoneses prevén una leve aceleración de la inflación

Comment Off

Los japoneses prevén una leve aceleración de la inflación

El Banco de Japón ha indicado que las compañías locales prevén una leve aceleración de la inflación en un año y pocos cambios en los próximos tres a cinco años, destacando las dificultades que tiene la entidad para alcanzar su objetivo de precios.

Las firmas que han sido consultadas por el Banco de Japón esperan que los precios al consumidor suban un 0,9 por ciento en un año, levemente por encima de la proyección del 0,8 por ciento de hace tres meses.

Las compañías que han sido consultadas por el Banco de Japón, como parte de su sondeo Tankan para junio, han asegurado que los precios al consumidor se elevarán a una tasa anual del 1,1 por ciento en tres años y a un ritmo anual del 1,1 por ciento dentro de cinco años a partir de ahora.

Shuji Tonouchi, economista senior de mercados en Mitsubishi UFJ Morgan Stanley Securities, ha señalado que “en su próxima reunión, el Banco de Japón intentará explicar por qué la inflación no está subiendo, pero la realidad es que los salarios no están mejorando mucho y que alguna gente no está confiada con el panorama. Esto significa que el BoJ mantendrá su política sin cambios por ahora”.

El banco central tiene previsto realizar una revisión trimestral de sus proyecciones en la reunión del 31 de julio y examinará si la reciente debilidad de los precios al consumidor es algo temporal.

En el año 2013, el Banco de Japón puso en marcha un programa de estímulo masivo con el objetivo de sacar a los consumidores de su marco mental deflacionario e impulsar las expectativas de inflación en las empresas y los hogares.

Al no lograr avances en el crecimiento de los precios, el ente central tomó la decisión de reformar su marco de política monetaria en el año 2016, apostando por uno mejor preparado para dar una batalla a largo plazo contra la deflación, aunque los resultados han sido modestos.

El IPC subyacente de Japón, el que incluye los productos del petróleo, pero excluye la volatilidad de los alimentos frescos, ha crecido un 0,7 por ciento en mayo en comparación al mismo periodo del año anterior, aumentando el temor en el mercado de que la inflación no se esté acelerando.

Sobre el autor

Artículos Relacionados