La imagen de España cayó entre los inversores en el primer trimestre de 2016

No Comentado

La imagen de España cayó entre los inversores en el primer trimestre de 2016

Accenture ha elaborado un estudio de la Marca España usando el Índice de Percepción de España en los Mercados Financieros (IMAFIN) y ha determinado que la imagen de España entre los inversores internacionales tuvo un peor desempeño durante el primer trimestre del 2016 en comparación con la impresión que se tenía en los últimos meses del año pasado.

Este indicador ha sufrido una caída al término del primer trimestre hasta ubicarse en 80 puntos, tres puntos por debajo de la cifra obtenida en diciembre de 2015 y siete menos de la lograda en el mismo trimestre de 2015, además de convertirse en el dato más bajo alcanzado desde octubre de 2014.

El índice mide la percepción que se tiene de España en los mercados financieros internacionales en relación a dos variables: la economía de gestión privada (donde se toman en cuenta renta variable, volatilidad bursátil e inversión directa y en cartera en España) y la economía de gestión pública (prima de riesgo y solvencia de la deuda española).

Entre los motivos de la caída del primer trimestre, el estudio de Marca España y Accenture resalta el incremento de la prima de riesgo hasta los 136 puntos, el aumento en la volatilidad del Ibex 35 en comparación con el Euro Stoxx 50 y la disminución pronunciada de la inversión en cartera en España en febrero, cuando el índice disminuyó hasta los 78 puntos.

Juan Pedro Moreno, presidente de Accenture España, ha señalado que la percepción de España durante los últimos años ha tenido tres etapas diferenciadas, un periodo de estabilidad cercano a los 100 puntos desde 2001 a 2009, un ciclo de bajada desde 2010 hasta 2012 y una fase marcada por la recuperación desde 2013 que empezó a frenarse en mayo del año pasado.

De igual forma, Moreno ha destacado que el comienzo de la crisis no ocasionó una caída profunda en la percepción de España, ya que comenzó a partir de la segunda mitad de 2010, y que en toda la recesión económica los inversores “nunca dejaron de confiar en el sector privado español”, por lo que la peor percepción fue provocada por un desmejoramiento de la visión de la economía pública.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)