La Agencia Tributaria desarticula una trama internacional de fraude de IVA

No Comentado

Agencia Tributaria

La Agencia Tributaria ha desarticulado una organización criminal que, mediante un complejo entramado internacional de sociedades instrumentales manejadas por testaferros, había defraudado 5 millones de euros entre 2011 y principios de este año.

En el marco de la ‘Operación Familia’, culminada el pasado 25 de junio en Tomelloso (Ciudad Real), se ha producido a la detención de 13 personas, entre los que se encuentran los principales implicados, otros cómplices y los testaferros que colaboraban en la creación de la trama de sociedades instrumentales dentro de España y en el extranjero.

Además, han efectuado 13 registros domiciliarios en las provincias de Ciudad Real (6)m Guadalajara (2) y Madrid (5), que han permitido incautar documentación en papel e informática sobre las operaciones fraudulentas detectadas, cuyo análisis permitirá añadir elementos de prueba a los obtenidos en la investigación judicial.

Por otro lado, se han adoptado medidas cautelares para el bloqueo de 140 cuentas bancarias de los supuestos implicados en la trama y de las empresas instrumentales utilizadas, además de haberse intervenido efectivo metálico en el transcurso de los registros por importe de 45.000 euros.

La ‘Operación Familia’ arrancó con la investigación tributaria iniciada por la Delegación de Castilla La Mancha en relación con una de las sociedades utilizadas por la organización. Fruto de esa investigación se obtuvieron indicios fundados de que la sociedad era un mero instrumento dentro de un compleja estructura empresarial defraudatoria con presencia en España, Portugal, Chipre y otros países europeos.

La Agencia Tributaria presentó una denuncia contando con el apoyo de la Fiscalía de Ciudad Real en el desarrollo de la investigación dirigida por el Juzgado de Instrucción número 3 de Tomelloso (Ciudad Real), y con la participación de Vigilancia Aduanera en su función de policía judicial, en estrecha colaboración con el auxilio de la Inspección Tributaria de la Agencia.

Para llevar a cabo la actividad defraudatoria, que se concentraba en el sector de la electrónica, los productos eran facturados por los proveedores a sociedades “truchas remotas”, empresas instrumentales creadas en Portugal y otros países europeos, mientras realmente la mercancía se transportaba directamente a España.

Las empresas instrumentales europeas se limitaban a refacturar a sociedades instrumentales españolas (“truchas”), que realmente tampoco recibían las mercancías y que, a su vez, volvían a facturar, pero en esta ocasión a sociedades distribuidoras reales. Las “truchas” españolas repercutían el IVA en sus entregas de mercancía dentro de España a los distribuidores reales, pero ese IVA no lo ingresaban en Hacienda.

Según la normativa comunitaria del IVA, no procede pagar este impuesto indirecto en las compras intracomunitarias, pero sí en las ventas en España, por lo que las “truchas” españolas tendrían que ingresar unas cantidades de IVA muy elevadas, al no soportar este impuesto en sus adquisiciones a las sociedades instrumentales europeas y sí repercutirlo en sus ventas a las distribuidoras en España. Sin embargo, para falsear el circuito del IVA, la trama simulaba en las declaraciones tributarias unas cuotas de IVA soportado que eran ficticias.

La organización ha desarrollado varias actividades irregulares además de la principal (sector de la electrónica), como la comercialización de neumáticos de primeras marcas, accesorios de motos, aparatos de gimnasia o servicios telefónicos, entre otros. En estos casos, de nuevo mediante sociedades “truchas”, falseaba entregas de mercancía de España a Portugal exentas de IVA, cuando, realmente, los productos se distribuían directamente en España.

Las empresas que adquirían estos productos de las “truchas” se deducían posteriormente ese IVA no ingresado, beneficiándose de los bajos precios con los que podían adquirirlos por el margen que otorga la defraudación del IVA. Este comportamiento estaba amenazando al resto de empresas del sector, que no podían competir con tales precios.

Uno de los presuntos organizadores de la trama ocultaba su verdadera identidad para evitar ser responsabilizado bajo tres identidades ficticias ante terceros, e incluso ante los propios testaferros que utilizaba. De las personas detenidas y puestas a disposición judicial, para dos de ellas (P.V.J.Z. y V.B.S.M.) el juez instructor ha decretado prisión provisional sin fianza por tiempo indefinido, mientras que los demás han quedado en libertad con cargos. En la actualidad la operación sigue su curso y no se descartan nuevas detenciones.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter

Abertis alcanza un beneficio neto de 735 millones de euros entre enero y septiembre noticiasbancarias.com/general…

Hace alrededor de 3 horas del Twitter de Noticias Bancarias vía NB_WordPress