Japón declara el estado de emergencia y prepara un paquete de casi 1 billón de euros

Comment Off

Japón declara el estado de emergencia y prepara un paquete de casi 1 billón de euros

Japón ha declarado el estado de emergencia ante el brote de coronavirus, y está preparando un paquete de estímulo masivo por valor de 108 billones de yenes (907.000 millones de euros).

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, prometió que su Gobierno haría todo lo posible para proteger las vidas de sus ciudadanos mientras se preparaba para declarar el estado de emergencia, con el fin de detener el aumento de nuevas infecciones de coronavirus en los grandes centros de población.

Abe ha anunciado el estado de emergencia para la capital, Tokio, y otras seis prefecturas, por un mes, después de haber obtenido la luz verde de una comisión de expertos.

Su gabinete también está preparando un paquete de estímulo masivo por valor de 108 billones de yenes (907.000 millones de euros) para hacer frente al impacto que tendrá en la tercera economía más grande del mundo la pandemia y las restricciones de movilidad.

Abe ha dicho ante el Parlamento que “hemos decidido declarar el estado de emergencia porque hemos juzgado que una rápida propagación del coronavirus en todo el país tendría un enorme impacto en las vidas y la economía”.

Japón se ha librado de los grandes brotes del coronavirus, pero un reciente y constante aumento de las infecciones en ciudades como Tokio y Osaka, ha hecho que se incrementen los llamamientos para que Abe anuncie el estado de emergencia.

En Tokio, las infecciones por coronavirus se han duplicado hasta alcanzar 1.116 en la última semana, la cifra más alta de Japón. En todo el país, los casos han aumentado a más de 4.000, con 93 muertes hasta el lunes.

El primer ministro japonés ha señalado que el estado de emergencia no supondrá un confinamiento forzoso como se ha visto en otros países.

Por su parte, el jefe del opositor Partido Democrático Constitucional de Japón, Yukio Edano, ha criticado la supuesta lentitud de la respuesta del Gobierno a la pandemia del coronavirus, haciendo mención especial de los retrasos en la prohibición de entrada de los viajeros de China.

El estado de emergencia dará a los gobernadores la autoridad de pedirle a la gente que se quede en casa y a los negocios que cierren.

La puesta en marcha de la ley se basará más en la presión social y en el respeto a la autoridad, porque no habrá multas a aquellos ciudadanos que no sigan las directrices oficiales en la mayoría de los casos.

Sobre el autor

Artículos Relacionados