David Malpass, elegido presidente del Banco Mundial

Comment Off

David Malpass, elegido presidente del Banco Mundial

David Malpass, el subsecretario del Tesoro para Asuntos Internacionales de Estados Unidos, ha sido elegido nuevo presidente del Banco Mundial por unanimidad del directorio ejecutivo de la institución.

El organismo ha indicado que el mandato de Malpass va a comenzar el martes 9 de abril y se extenderá por un periodo de cinco años.

Su predecesor en el cargo, Jim Yong Kim, tomó la decisión de renunciar a la presidencia tres años antes de que terminara su mandato en 2022 para poder unirse a la firma de inversión Global Infraestructure Partners (GIP).

El nuevo presidente del Banco Mundial fue el único en postularse al cargo, a propuesta de Estados Unidos. Por lo tanto, se esperaba que el directorio ejecutivo le aceptara para ocupar la presidencia.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, dijo durante el anuncio de la candidatura de Malpass en febrero que “es la persona adecuada para este increíble e importante trabajo”. Además, agregó que la prioridad del país, el mayor contribuidor a las cuentas del Banco Mundial, es “asegurar” que el dinero de los contribuyentes del país norteamericano se use “sabiamente” y para “defender los intereses estadounidenses”.

David Malpass es graduado en Física por el Colorado College y tiene un máster en Administración de Empresas por la Universidad de Denver. Ha cursado estudios en economía internacional en la Universidad de Georgetown.

Durante los primeros años de su carrera trabajó para el Ejecutivo de Estados Unidos durante los mandatos de Ronald Reagan y George Herbert Walker Bush. En el año 1993 fue fichado por el banco de inversión Bearn Stearns como su economista jefe.

El Grupo Banco Mundial está conformado por 189 países miembros; su personal proviene de más de 170 países, y tiene más de 130 oficinas en todo el mundo. Constituye una asociación mundial única: las cinco instituciones que lo integran trabajan en la búsqueda de soluciones sostenibles para reducir la pobreza y generar prosperidad compartida en los países en desarrollo.

Sobre el autor

Artículos Relacionados