Solvia: España seguirá liderando el mercado de deuda problemática en Europa

Comment Off

Solvia: España seguirá liderando el mercado de deuda problemática en Europa

Solvia prevé que España seguirá liderando el mercado de deuda problemática (NPLs y REOs) en Europa este año, y que tendrán importancia las operaciones ‘mid-market’ de volumen menor a 1.000 millones de euros.

José La Roche, director de Desarrollo de Negocio y Consultoría, apunta que entre las nuevas tendencias destacarán el mercado de deuda secundario, donde las operaciones se cerrarán entre fondos de inversión, y los activos performing, que ofrecerán una mayor seguridad en la inversión.

España lideró en 2018 el mercado ‘distressed’ europeo por segundo año consecutivo, al cerrar operaciones por más de 90.000 millones de euros en dos años, por lo que el volumen de NPLs se ha reducido hasta los 100.000 millones, y los bancos han ido abandonando sus posiciones de deuda en grandes operaciones de venta de carteras.

Solvia cree que España seguirá liderando las operaciones, seguido por Italia y Portugal, gracias a la madurez de su sector inmobiliario, a la legislación vigente y a que se trata del mercado de mayor tamaño de Europa.

Asimismo, ha agregado que los operadores financieros “no parecen planear operaciones de gran volumen”, y la compañía prevé que el 2019 será un año de operaciones de tamaño medio que no superen los 1.000 millones de euros, con lo que las plataformas de servicing con capacidad de gestión de carteras de activos granulares se convertirán en los actores principales para la generación de la liquidez esperada por los inversores.

El director de Desarrollo de Neogico y Consultoría de Solvia considera que las operaciones se van a concentrar en el mercado de deuda secundario y ha señalado que los fondos están empezando a posicionarse en el lado vendedor.

Respecto a las nuevas tendencias, Solvia ha dicho que surgirá el mercado ‘performing’, porque los compradores en España “están empezando a interesarse en un mercado de deuda que ofrece una menor rentabilidad a cambio de una mayor seguridad en la inversión, al tratarse de productos al corriente de pago”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados