EEUU considera demandar a Moody´s por defraudar a los inversores

No Comentado

EEUU considera demandar a Moody´s por defraudar a los inversores

El gobierno de Estados Unidos estudia presentar una demanda contra la agencia de calificación Moody’s por defraudar a los inversores, si bien va a esperar antes al resultado de la ya emitida contra Standard & Poor’s,

Al parecer, el Departamento de Justicia está discutiendo junto a varios estados estadounidenses la posibilidad de presentar una demanda conjunta contra Moody’s, por los mismos motivos que el pasado lunes decidió actuar contra S&P.

El fiscal general de Estados Unidos, Erik Holder, anunció una demanda civil contra S&P y su matriz McGraw-Hill por crear un esquema para defraudar a los inversores con productos financieros como RMBS (valores respaldados por hipotecas) y CDOs (obligaciones de deuda coleteralizada).

Según Holder, S&P era consciente de que estaba inflando los ‘ratings’ por lo que engañó a sus inversores, incluidas muchas instituciones financieras avaladas por el Gobierno, que perdieron miles de millones de dólares, “motivada por su deseo de incrementar sus beneficios y su cuota de mercado”.

 Las fuentes apuntan a que las autoridades estadounidenses están esperando al resultado de la demanda presentada contra S&P para actuar de la misma forma contra Moody’s, aunque han descartado que se vaya a llevar a cabo una acción legal contra Fitch, ya que es un actor menos importante en el país norteamericano.

 Moody’s ya se ha tenido que defender en el pasado de acusaciones similares. En 2011 un informe del Congreso de Estados Unidos la señaló, junto a S&P, por manipular los ‘ratings’ y un año antes el estado de Connecticut las demandó a ambas por los mismos motivos.

 Una comisión especial del Senado, liderada por el demócrata Carl Levin, denunció amenazas específicas de los clientes de banca de las agencias de calificación crediticia para que éstas dieran una puntuación favorable a sus productos financieros.

 Por su parte, Connecticut ha denunciado que, aunque el Código de Conducta de Moody asegura que “los ‘ratings’ no están influenciados por la existencia o potencial existencia de una relación de negocio con el emisor de los títulos”, es “falso”.

 A pesar de que las agencias de calificación crediticia han intentado paralizar la acción procesal, el pasado mes de enero un tribunal de Hartford desestimó sus escritos, por lo que el juicio comenzará a mediados de 2014.

 Moody’s ha afirmado en ambos casos que su proceso de calificación de productos financieros es muy serio y que la independencia entre sus actividades analíticas y comerciales está garantizada, aun cuando en la mayoría de los casos los clientes sean los mismos.

 

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)