Los gobiernos de la UE están divididos sobre la tasa digital

Comment Off

Los gobiernos de la UE están divididos sobre la tasa digital

Los gobiernos de la Unión Europea están divididos sobre la tasa digital, con la que se prevé gravar a grandes empresas de internet como Google y Facebook por su facturación, al temer represalias de Estados Unidos.

La Comisión Europea propuso el pasado mes de marzo que los estados de la Unión Europea deberían cobrar un impuesto del 3% sobre los ingresos digitales de las grandes firmas, que están acusadas de eludir impuestos al dirigir sus beneficios a los países del bloque con baja presión fiscal.

No obstante, gran parte de ellos se ha opuesto al plan, que requiere el apoyo de los 28 estados de la Unión Europea.

La propuesta de la Comisión Europea de establecer un sistema que permita garantizar que las empresas de Internet paguen un impuesto adecuado se está ejecutando en paralelo con un estudio sobre el tema realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Kristian Jensen, ministro de Finanzas danés, ha dicho que “es muy difícil ver un acuerdo sobre el impuesto digital porque todavía no se han resuelto muchos problemas técnicos”.

Asimismo, ha agregado que el impuesto se diseñó de forma que afectaría a empresas estadounidenses y por lo tanto traería fuertes represalias.

Francia ha sido el principal defensor del impuesto y el pasado mes de septiembre propuso una cláusula de suspensión para convencer a los países reacios. Esta semana ha sugerido que podría estar de acuerdo en dar más tiempo para aplicar un nuevo sistema tributario, para que la OCDE pueda terminar su análisis.

Los países de la Unión Europea han estado analizando dos opciones propuestas por la Comisión Europea. El plan más ambicioso supone una tasa sobre la facturación de las empresas digitales impuesta de forma unilateral por la Unión Europea antes de que se alcance un acuerdo a nivel mundial.

Sobre el autor

Artículos Relacionados