La banca ha inyectado ya 102.000 millones a las empresas con los avales ICO

Comment Off

La banca ha inyectado ya 102.000 millones a las empresas con los avales ICO

Las entidades bancarias han financiado ya con 102.000 millones de euros a empresas, autónomos y pymes con avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO), según los últimos datos proporcionados por el Ministerio de Asuntos Económicos correspondientes a finales de septiembre.

Así lo ha adelantado la vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros.

De este modo, la canalización de estos fondos hacia el tejido productivo se ha materializado a través de 824.000 operaciones de financiación avaladas por el ICO.

El 98% del total de los fondos se han dirigido a pequeñas y medianas empresas (pymes) y a autónomos, el colectivo que mayor impacto está sufriendo a raíz de la crisis económica derivada de la expansión del coronavirus.

A principios de verano, el Gobierno aprobó la puesta en marcha de una nueva línea ICO por un importe conjunto de 40.000 millones de euros para empresas, después de que la primera línea de 100.000 millones de euros se haya agotado y sigan existiendo necesidades de financiación. No obstante, las garantías del primer paquete aún continúan canalizándose aunque estén asignadas.

Semanas atrás, el ICO decidió ampliar hasta el 1 de diciembre el plazo para solicitar el aval público a las emisiones de pagarés del MARF —Mercado Alternativo de Renta Fija—, según ha podido confirmar El Confidencial.

Esta figura fue una de las últimas en incorporarse al abanico de ayudas que, a través del instituto público, se han ido aprobando para facilitar la financiación del tejido empresarial en un momento en que tener liquidez es clave para la supervivencia de las compañías.

En concreto, fue el pasado 5 de mayo cuando el Consejo de Ministros autorizó conceder a estas emisiones de renta fija la misma facilidad que había concedido ya, en marzo, a los préstamos bancarios. Sin embargo, no fue hasta julio cuando las empresas pudieron empezar a disfrutar, de manera efectiva, de esta ayuda, debido a que antes hubo que firmar un acuerdo marco que retrasó dos meses el arranque.

A esta prórroga se une la reciente decisión del Banco Central Europeo (BCE) de incluir el MARF dentro de los mercados elegibles por el organismo comunitario, todo un revulsivo para estas emisiones, ya que se trata del principal comprador de renta fija actual y, por tanto, el hecho de que ahora pueda adquirir las inversiones de este mercado promete conferirle gran dinamismo en un momento crítico para la economía.

Sobre el autor

Artículos Relacionados