La CNMV detecta un bajo nivel de estrés en los mercados

Comment Off

La CNMV detecta un bajo nivel de estrés en los mercados

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha constatado que el indicador de estrés de los mercados financieros en España mostró niveles bajos (por debajo de 0,27) durante el primer trimestre de 2019, registrando leves incrementos en algunos momentos de incertidumbre relacionados con Italia.

Según el informe de coyuntura de mercados recogido en el boletín trimestral correspondiente al primer trimestre de 2019 de la CNMV, el indicador se situó al final de marzo en 0,17, frente al 0,18 del cierre de 2018.

El nivel reducido del indicador de estrés se explica, en buena parte, por la escasa correlación que existe entre los seis segmentos considerados, ya que el indicador general únicamente registra incrementos notables si el nivel de estrés aumenta en todos los segmentos al mismo tiempo y durante un periodo prolongado, cosa que no ocurre en la actualidad.

Sin embargo, sí se ha detectado un nivel de estrés considerable en algunos de los segmentos individuales examinados, como en caso de intermediarios financieros (mayoritariamente bancos) y de deuda, cuyo nivel de estrés se situó en 0,66 y 0,57, respectivamente, a finales del primer trimestre.

En el primer caso, el elevado nivel de estrés se explica fundamentalmente por la caída de las cotizaciones del sector, mientras que en el segundo viene determinado por el deterioro de la liquidez del bono de deuda soberano, ha explicado la CNMV.

El supervisor también ha constatado que los mercados de renta variable nacionales, que en 2018 cayeron un 15%, comenzaron el año con “ganancias notables” que permitieron recuperar parte de las pérdidas del ejercicio anterior. Así, pese a las incertidumbres relacionadas con el Brexit, las cotizaciones avanzaron gracias a la disminución de la tensión comercial entre EE.UU. y China y al mantenimiento de la política acomodaticia del Banco Central Europeo.

Además, las caídas de 2018 colocaron la cotización de muchas compañías en un nivel atractivo para buena parte de los inversores, por lo que el Ibex 35 experimentó un incremento del 8,2% entre enero y marzo, en un entorno de “escasa volatilidad y de caídas en los volúmenes de negociación”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados