ACEA pide “cero aranceles” con Reino Unido para proteger al sector del automóvil

Comment Off

ACEA pide "cero aranceles" con Reino Unido para proteger al sector del automóvil

La Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA) ha pedido que no se establezcan aranceles entre Reino Unido y la Unión Europea para proteger al sector.

En concreto, ACEA ha señalado que el acuerdo comercial que se mantiene con el Reino Unido, tras su salida de la Unión Europea, debe reflejar la “profunda” unión que existe entre el sector automovilístico del país británico y Europa.

Eric-Mark Huitema, el director general de ACEA, ha explicado que “cualquier acuerdo comercial de futuro debe combinar cero aranceles, normativas laborales similares, requisitos aduaneros simplificados y garantizar la ausencia de barreras técnicas al comercio”.

De acuerdo a las cifras que han publicado estos días, cada año se comercializan casi tres millones de vehículos por 54.000 millones de euros entre la Unión Europea y Reino Unido, mientras que las ventas de componentes para automóviles se han elevado hasta los 14.000 millones de euros.

Huitema ha destacado que “con esta interdependencia en mente, es esencial que el libre comercio arancelario y un flujo abierto de bienes y servicios sean la piedra angular de las negociaciones en curso entre la UE y Reino Unido“.

Desde ACEA han subrayado que, si esto no ocurre, “no solo se estaría dañando a la industria automovilística y a la economía en general, sino que también se obstaculizaría el desarrollo de los vehículos eléctricos”.

Por esta razón, los expertos de ACEA han hecho énfasis en la importancia de que el Reino Unido cuente con una legislación vigente sobre los tipos de homologación, la seguridad y el rendimiento medioambiental de los modelos.

ACEA ha explicado que “el tiempo corre para estas complejas negociaciones y estamos muy preocupados de que el tiempo restante bajo el acuerdo de transición sea insuficiente, especialmente dada la actual crisis del coronavirus” y ha agregado que, si no se llega a un pacto con el país insular, el impacto de los aranceles en las compañías podría ser de 6.000 millones de euros, algo “catastrófico” para la industria automovilística.

Sobre el autor

Artículos Relacionados