La actividad del sector servicios de China se eleva en marzo

Comment Off

La actividad del sector servicios de China se eleva en marzo

La actividad en el sector de servicios de China se ha elevado en el pasado mes de marzo, alcanzado un máximo de 14 meses, debido a que la demanda ha mejorado en el país y en el extranjero.

A pesar de estos resultados, los expertos han advertido que es muy pronto para decir si la economía de China ha dado un vuelco, y muchas empresas se muestran cautelosas sobre si habrá una mejoría a lo largo de los próximos 12 meses.

El índice de gestores de compras (PMI) de servicios, elaborado por Caixin/Markit, se ha elevado a 54,4, el nivel más alto que se ha registrado desde enero de 2018, y frente a los 51,1 puntos de febrero, que fue un mínimo de cuatro meses.

Estos datos han coincidido con los publicados por un indicador oficial sobre el sector no manufacturero que dice que la actividad de servicios ha repuntado en marzo con un incremento más rápido de los nuevos pedidos.

Las cifras de la construcción han sido más fuertes gracias a los esfuerzos del Gobierno por acelerar los proyectos de infraestructuras para satisfacer la demanda interna.

Además, las encuestas oficiales de manufactura y las privadas volvieron inesperadamente al crecimiento en marzo, alimentando las esperanzas de que la desaceleración de China podría estar tocando fondo.

Zhengsheng Zhong, director de Análisis Macroeconómico del Grupo CEBM, ha señalado que “los fundamentos económicos de China se recuperaron en marzo, con la demanda interna y externa, así como la mejora del empleo en la industria manufacturera. Sin embargo, la confianza empresarial se ha mantenido cautelosa y la inflación fue baja… Se necesitan más pruebas para determinar si la economía china se ha estabilizado”.

El Gobierno de China ha apostado por el sector de servicios para amortiguar la desaceleración de la industria, que se está viendo afectada por el aumento de los costes laborales y la guerra comercial con Estados Unidos. Pero en los últimos meses, los consumidores se han vuelto más cautelosos sobre el gasto en artículos caros ante una ralentización en el crecimiento de los ingresos en medio de la desaceleración económica generalizada.

Sobre el autor

Artículos Relacionados