Aprobada Ley de Inversión Extranjera en Cuba

No Comentado

Aprobada Ley de Inversión Extranjera en Cuba

La Ley de Inversión Extranjera en Cuba ha sido aprobada este sábado por el Parlamento de la isla. Esta nueva ley, de acuerdo al presidente Raúl Castro, ofrece incentivos fiscales para sacar la economía socialista del estancamiento, y generar empleos.

Esta regulación va a reemplazar una del año 1995, cuando el ex presidente Fidel Castro abrió algunas áreas de la economía cubana a la inversión extranjera, para sobrevivir al colapso de la Unión Soviética.

El ministro de Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, ha comentado que “la atracción del capital extranjero estará orientada hacia grandes y necesarios proyectos que contribuyan al desarrollo económico y social de Cuba”.

Funcionarios del Gobierno han destacado que los empresarios extranjeros van a poder repatriar sus beneficios y vender sus participaciones en emprendimientos en Cuba.

El presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Parlamento, José Luis Toledo, ha comentado que “esta norma ofrece garantías al inversionista extranjero, entre otras, la debida seguridad jurídica, la no expropiación excepto por razones de interés social o utilidad pública (…) y con la debida indemnización”.

Entre los sectores a los que se ha dado prioridad destacan agricultura, infraestructuras, industria azucarera, rehabilitación de inmuebles y bienes raíces.

Por su parte, analistas extranjeros han expresado cierto escepticismo con respecto a esta ley, alegando que no saben si se trata de un cambio real.

Cuba ha anunciado la reducción desde el 6 por ciento al 1 por ciento del impuesto sobre los ingresos brutos a las empresas extranjeras que posean almacenes en régimen de depósito de aduana de piezas de transporte. Con esta medida, se busca estimular la actividad.

La resolución firmada por la ministra de Finanzas de Cuba, Lina Pedraza, expone que “las empresas extranjeras que posean en el país almacenes en régimen de depósito de Aduana, y comercialicen piezas de repuesto para equipos de transporte, aplican un uno por ciento (1 por ciento) como tipo impositivo del Impuesto sobre Utilidades en la modalidad de Ingresos Brutos”.

La Ley Tributaria, que entró en vigor en el mes de enero de 2013, establece que las empresas que realizan la actividad económica de Transporte, Almacenamiento y Comunicaciones, están obligadas a pagar un impuesto del 6 por ciento.

El sector del transporte es uno de los más críticos de la economía cubana. Hace una semana, con la aprobación de la Ley de Inversiones Extranjeras por parte del Parlamento cubano, este ámbito de actividades fue priorizado.

La isla caribeña no fabrica ningún tipo de vehículos y se encuentra en la obligación de importar, prácticamente, la totalidad de los equipos y piezas de recambio para poder mantener y desarrollar el sector del transporte. Esta actividad se ha visto muy golpeada en Cuba, ante la continua crisis económica que se ha presentado en los últimos 20 años.

Las facilidades fiscales han sido el mayor atractivo de la nueva Ley de Inversiones aprobada, ya que ofrecen un régimen preferencial, que exime a las compañías extranjeras del impuesto sobre beneficios durante ocho años.

Después de ese período, las empresas deberán pagar el 15 por ciento de impuesto sobre los beneficios, la mitad de lo que tributan en este momento, pero seguirán liberadas si reinvierten sus ganancias en la isla.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)