Empeora la confianza del consumidor de Japón

Comment Off

Empeora la confianza del consumidor de Japón

La confianza del consumidor de Japón empeoró por primera vez en cuatro meses en diciembre y el Gobierno recortó sus previsiones para este dato al aumentar las infecciones por coronavirus.

Las perspectivas para la confianza del consumidor se han visto empañadas, ya que se espera que el Gobierno declare un nuevo estado de emergencia por el coronavirus para el área metropolitana del Gran Tokio esta semana.

El índice de confianza de la encuesta para los hogares, que incluye opiniones sobre ingresos y empleo, cayó a 31,8 en diciembre, frente a 33,7 en noviembre.

El Gobierno rebajó su evaluación sobre el índice de confianza del consumidor argumentando que la cifra se estaba estancando. Anteriormente, Japón dijo que el índice se estaba recuperando pero seguía en una situación complicada.

Los nuevos casos diarios de coronavirus en Tokio alcanzaron un nuevo récord de 1.591 el miércoles, según informó la agencia de noticias Kyodo. Los analistas dicen que la declaración de emergencia en el área de Tokio y las nuevas restricciones podrían desencadenar una contracción económica en el primer trimestre de este año.

Hace un mes, Japón lanzó una nueva ronda de estímulos por valor de 73,6 billones de yenes (580.000 millones de euros). Se trata de la tercera hasta la fecha, cuya cuantía conjunta asciende a 308 billones de yenes (2,4 billones de euros), uno de los programas más robustos del mundo equivalente al 60% del PIB nacional.

El paquete incluye 40 billones de yenes (320.000 millones de euros) en gasto fiscal directo; así como garantías crediticias y facilidades en la obtención de préstamos para aquellas pymes que han visto mermada su actividad.

“Mantendremos el empleo, la marcha de los negocios, reviviremos la economía y abriremos un camino hacia el crecimiento también a través de tecnología verde y digital”, declaró el primer ministro Yoshihide Suga durante una reunión de su gobierno. El mandatario también adelantó que esta nueva medida contribuiría a expandir el PIB nipón en 3,6 puntos porcentuales.

La Administración movilizó 117 billones de yenes (casi un billón de euros) el pasado mes de abril, cantidad que duplicó un mes más tarde.

“Debemos proteger los negocios y el empleo por todos los medios ante el duro camino que tenemos por delante”, sentenció el por entonces primer ministro Shinzo Abe. Esta tercera iniciativa es la primera impulsada por Suga, que accedió al cargo en septiembre tras la dimisión de su predecesor por problemas de salud.

Sobre el autor

Artículos Relacionados