La banca de la UE se recupera, pero con baja rentabilidad

No Comentado

La banca de la UE se recupera, pero con baja rentabilidad

La Autoridad Bancaria Europea (EBA) ha declarado que la mayoría de los bancos de la Unión Europea ha reforzado su solvencia y continúa con su recuperación, aunque la baja rentabilidad y la herencia de los activos tóxicos presentan riesgos de cara al futuro.

En su informe sobre los riesgos y la vulnerabilidad del sector financiero comunitario, la EBA identificó los “desafíos” a los que se enfrenta la banca para mantener su recuperación.

El “proceso de reparación” y mejora de su solvencia iniciado en 2011 ha continuado desde entonces gracias “al reforzamiento de su posición de capital”, según el análisis.

No obstante, la “baja rentabilidad sostenida” y su abultada cartera de créditos morosos podrían frenar la recuperación del sistema financiero y existen evidencias de un aumento de “riesgos operacionales” y la “volatilidad de los mercados de financiación sigue siendo alta”.

El sistema bancario de la UE obtuvo una cuota de capital ordinario de nivel 1 (CET1) del 13,6 %, un aumento de 80 puntos básicos entre junio de 2015 y de 2016 y la ratio de capital CET1 con criterio “fully loaded”, (teniendo en cuenta los futuros requerimientos de capital) se situó en el 12,1 % en junio de 2015, frente al 13,2 % registrado el pasado junio.

“El continuo aumento del nivel de capital común es el principal factor en la mejora de la posición de capital de los bancos. Las restricciones de los supervisores impuestas sobre los dividendos también han reforzado la retención de ganancias, a pesar de operar en un contexto de baja rentabilidad”, explicó la EBA en un comunicado.

La ratio de NPL descendió al 5,4 % durante la segunda mitad de 2016, desde el 6,5 % de finales de 2014, lo que sugiere que, aunque “hay señales de posibles mejoras”, la calidad de activos es “débil al compararla con cifras pasadas y con otras regiones” y “Las diferencias en la calidad de los activos persisten entre los países, ya que más de un tercio de las jurisdicciones de la UE muestra índices de morosidad superiores al 10 %”, señaló la nota.

Según la EBA, es necesario actuar para controlar las carteras de créditos morosos, lo que implica la “toma de decisiones por parte de los organismos supervisores”, reformas estructurales y el desarrollo de los mercados secundarios y destaca que los bancos de la UE, informaron de que su rentabilidad sobre recursos propios (RoE) se situó en el 5,7 % el pasado mes de junio, en torno a cien puntos básicos menos que en junio del año anterior.

“La caída de la rentabilidad la provocó una bajada del 8,8 % de los ingresos operacionales totales. La rentabilidad es aún motivo de preocupación para el sistema bancario europeo” y están aumentando los riesgos relacionados con la “información y comunicación tecnológica”, al tiempo que existen aún preocupaciones por los “litigios” y “conductas arriesgadas”.

“Los ataques cibernéticos están creciendo y los bancos tienen dificultades para demostrar su capacidad de respuesta. En este contexto, los supervisores están centrando su atención en introducir medidas para corregir y actualizar el legado de unos sistemas informáticos anticuados”, concluyó este organismo.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)