Axis: los créditos de dudoso cobro alcanzarán los 200.000 millones este año

Comment Off

Axis: los créditos de dudoso cobro alcanzarán los 200.000 millones este año

Axis Corporate ha previsto que la tasa de morosidad podría rondar el 15% a finales de año, lo que dejará en el mercado un volumen de créditos de dudoso cobro en unos 200.000 millones de euros, una cifra similar a la de 2008.

El ‘stock’ de créditos dudosos ya se sitúa en el entorno de los 170.000 millones de euros, según el informe, que suma activos de bancos grandes y medianos valorados en 85.259 millones de euros a cierre de 2019 y unos 70.484 millones de euros concedidos con el Instituto de Crédito Oficial hasta junio.

Según el informe, si se añaden los créditos traspasados a los fondos y que gestionan los ‘servicers’ y la Sareb (Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria), la cifra se elevaría en 91.000 millones de euros.

En este escenario, Axis prevé que el volumen de NPLs (por sus siglas en inglés) aumentará “de forma significativa en el balance de las entidades financieras, tanto bancos como establecimientos financieros de crédito, pero en un contexto de aplicación de la ley más laxa por parte de los organismos regulatorios”.

“Probablemente en el último trimestre de este año y en el primero del que viene se vayan a generar nuevas carteras de activos que se pondrán a la venta”, ha avanzado el socio de Servicios Financieros y Real Estate de Axis Corporate, José Masip.

Durante el primer semestre se han cerrado transacciones de venta de carteras de activos NPLs por más de 1.300 millones de euros, muy por debajo de las transacciones de venta de carteras del año anterior, que se elevaron a 17.365 millones de euros.

Axis considera que se abrirán “nuevas oportunidades” para los actores con gran exceso de liquidez interesados en adquirir esa tipología de activos, aunque deberán tenerse en cuenta las condiciones de financiación y regulación, la valoración de las carteras debido a la incertidumbre, los tiempos de gestión y la apertura competitiva de nuevos mercados.

“Será necesario ver cómo se va adaptando la regulación y el consumo de recursos de capital de los bancos, así como el impacto de la regulación bancaria europea para NPLs, que se estima que entre en vigor en 2021”, según Masip.

Esta nueva modificación regulatoria provocará que la refinanciación de los préstamos se siga contabilizando como fallido, lo que hará que se sigan consumiendo recursos de capital y, por tanto, el sector bancario esté interesado en liberar este tipo de activos de su balance.

Ante ello, la firma anticipa una venta “masiva” de carteras de préstamos fallidos en el último trimestre de 2020 y durante todo el ejercicio de 2021, según vaya materializándose toda la cartera de NPLs “embalsados”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados