El sector servicios de China crece en junio

Comment Off

El sector servicios de China crece en junio

El sector servicios de China ha crecido en el mes de junio a su ritmo más rápido en más de una década, porque la flexibilización de las medidas de confinamiento vinculadas con el brote del coronavirus ha animado el consumo.

El Índice de Gestores de Compras (PMI) del sector servicios de Caixin/Markit ha subido a 58,4, la lectura más alta desde abril de 2010, frente a la de 55,0 de mayo, alejándose del mínimo registrado en febrero.

Los expertos han señalado que este repunte sugiere que la recuperación de la actividad en China está siendo más equilibrada y generalizada en la medida en que la vida vuelve lentamente a la normalidad en uno de los mayores mercados de consumo del mundo, aunque los analistas creen que pasarán varios meses antes de que la economía vuelva a los niveles anteriores a la crisis.

El sector servicios representa el 60% de la economía china y la mitad de los puestos de trabajo urbanos en el país, comprendiendo muchas empresas pequeñas y privadas que habían tardado más en recuperarse inicialmente que los grandes fabricantes.

Las grandes pérdidas de puestos de trabajo, los recortes salariales y el temor a una segunda ola de infecciones por coronavirus ha llevado a algunos consumidores a ser cautelosos a la hora de salir a gastar de nuevo.

La encuesta de Caixin muestra que el subíndice de nuevos negocios recibidos por las empresas de servicios chinas ha subido desde 55,8 en mayo a 57,3 en junio, y que la tasa de crecimiento se ha acelerado al ritmo más rápido desde agosto de 2010.

La nueva actividad en los negocios de exportación se ha expandido por primera vez desde enero con una demanda externa más firme, en contraste con los pedidos de productos manufacturados del exterior, que siguieron contrayéndose en la mayor parte de los casos, debido a las cuarentenas en muchos socios comerciales de China.

Las empresas de servicios también han amentado sus precios, poniendo fin a una racha de seis meses de descuentos para deshacerse de los inventarios acumulados y la confianza de las empresas se ha fortalecido.

No obstante, el empleo se ha mantenido estancado en un territorio de contracción por quinto mes consecutivo, y el número de empleados de las empresas se ha reducido a un ritmo más rápido que en mayo. Esto demuestra las dificultades a las que se enfrentan los dirigentes económicos chinos para cumplir su promesa de estabilizar el mercado laboral.

Sobre el autor

Artículos Relacionados