Masai (BoJ): los bancos deben adaptarse al envejecimiento de la población y la tecnología financiera

Comment Off

Masai (BoJ): los bancos deben adaptarse al envejecimiento de la población y la tecnología financiera

Takako Masai, miembro del directorio del Banco de Japón, ha señalado que es muy importante que las entidades financieras adapten sus negocios al descenso de la población del país y a la tecnología financiera.

En un discurso ofrecido esta semana, la exejecutiva financiera ha dicho que las conversaciones que se mantienen sobre los problemas estructurales que están dificultando que los bancos japoneses sigan siendo competitivos, debería separarse de la política monetaria.

Además, ha reconocido que la política monetaria expansiva ha rebajado los márgenes de préstamo de los bancos, pero ha señalado que es algo que ocurre desde los años 90.

En sus declaraciones Masai ha indicado que “los problemas estructurales -que tendrán un impacto en el ambiente de negocios de las instituciones financieras- y los efectos del alivio monetario deberían ser analizados y discutidos de manera independiente uno del otro”.

El impulso alcista de los precios está intacto y Masai ha argumentado que el Banco de Japón debería seguir con su actual programa de alivio monetario.

Estos comentarios podrían afectar las especulaciones sobre la posibilidad de que el banco central de Japón pueda cambiar su política de tasas de interés negativas o bien analizar un permiso para que los tipos a largo plazo sean elevados con el objetivo de reducir la presión sobre los márgenes de los bancos.

De acuerdo al marco que está vigente, el Banco de Japón mantiene las tasas a corto plazo en -0,1 por ciento y compra deuda soberana para mantener el rendimiento de los bonos a 10 años en torno al 0 por ciento.

Las entidades financieras comerciales niponas se han quejado en varias oportunidades de que esta política dificulta ganar dinero con los préstamos, pero Masai considera que son los bancos los que deben adaptar sus modelos de negocio.

A mediados del mes de junio, el Banco de Japón tomó la decisión de mantener su política monetaria estable, y rebajó su perspectiva sobre la inflación, en un nuevo golpe a su objetivo de alcanzar una tasa de inflación del 2 por ciento, lo que dificulta el camino del ente central para reducir su programa de estímulos.

Sobre el autor

Artículos Relacionados