4.3 C
Madrid
lunes, abril 12, 2021
Inicio Economía y Finanzas El Banco de Japón comienza las pruebas de su moneda digital

El Banco de Japón comienza las pruebas de su moneda digital

El Banco de Japón comienza las pruebas de su moneda digital

El Banco de Japón (BoJ) ha dado comienzo a la primera fase de sus ensayos con moneda digital centralizada, para lo que desarrollará un entorno de prueba para el sistema y realizará experimentos sobre las funciones básicas como instrumento de pago, según ha anunciado la institución en un comunicado.

Durante esta primera fase de pruebas, que durará hasta marzo de 2022, el Banco de Japón llevará a cabo experimentos relacionados con la emisión, distribución y reembolso de moneda digital centralizada.

El Banco Central Europeo (BCE) considerará a mediados de 2021 la posibilidad de lanzar un proyecto de euro digital, que comenzaría con una fase de investigación dirigida al desarrollo de un producto mínimo viable.

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, expresaba a principios de año su confianza en que un euro digital podría ser una realidad en «no más de cinco años» en respuesta a la demanda que existe en la zona euro en este sentido.

Semanas atrás, el Boj realizó su reunión de dos días sobre política monetaria, en la que se analizaron los efectos de su estrategia de estímulos que incluye tipos de interés negativos, aunque no se esperan cambios significativos en la misma.

La junta de política monetaria del banco central nipón revisará la amplia estrategia de flexibilizadora que tiene en marcha desde hace ocho años, a la que se han sumado desde el año pasado ajustes destinados a mitigar el impacto de la pandemia de coronavirus en la tercera economía mundial.

Los analistas no prevén que el BoJ se decante por modificar esta estrategia, dirigida a alcanzar una inflación interanual del 2 %, aunque el gobernador de la entidad, Haruhiko Kuroda, ha manifestado en varias ocasionas su disposición a tomar «medidas adicionales» o «ajustes adicionales» para lograr esa meta que continúa lejana.

El programa de flexibilidad monetaria incluye una tasa del -0,1 % para los depósitos a corto plazo de las entidades financieras en el banco central, así como fijar el rendimiento del bono estatal a diez años alrededor del 0 %.

Los otros pilares de la estrategia de estímulos del instituto emisor nipón son la compra ilimitada de bonos públicos y la adquisición de fondos de inversión cotizados (ETF) a un ritmo anual de 12 billones de yenes (98.000 millones de euros/115.159 millones de dólares).

El mantenimiento de la política flexibilizadora del BoJ iría en línea con la estrategia de otras entidades de referencia como el Banco Central Europeo (BCE) y la Reserva Federal estadounidense (Fed), que por ahora no dan señales de querer poner freno a sus programas de estímulo.

Últimas Noticias

- Advertisement -

Contenido Relacionado

- Advertisement -