El PIB de Australia se contraerá al menos un 0,5%

Comment Off

El PIB de Australia se contraerá al menos un 0,5%

Steven Kennedy, el secretario de la oficina del Tesoro australiano, ha adelantado esta semana que el Producto Interior Bruto de Australia se contraerá al menos un 0,5% en el primer trimestre del año, por el impacto del COVID-19 en la economía australiana.

“Este cálculo preliminar toma en cuenta el impacto directo en el turismo, las exportaciones a la educación internacional y algunos efectos en las tasas cambiarias. No incluye la interrupción de la cadena de abastecimientos u otros impactos potenciales más amplios”, comentó Kennedy.

Uno de los sectores más afectados es el de la exportación de la educación, que aportó el año fiscal 2017-18 unos 21.425 millones de dólares (19.248 millones euros), y que atrajo en ese período a casi 400.000 estudiantes extranjeros, de los cuales un 38,3% provienen de China, según datos oficiales.

Con las restricciones de viaje que obligan a los extranjeros que han estado en China a pasar 14 días en un tercer país, muchos estudiantes se han visto obligados a gastar grandes cantidades de dinero para desplazarse a lugares como Tailandia.

Por otra parte, el primer ministro, Scott Morrison, anunció además este mediodía que extiende la prohibición de viaje vigente para China e Irán a Corea del Sur, así como medidas más estrictas de monitoreo para los vuelos de Italia, donde se han detectado grandes focos de coronavirus.

La Universidad de Sídney ha pedido a algunos estudiantes que viven en el campus mudarse durante ocho semanas para tener 200 espacios para alojar y poner en cuarentena a los estudiantes chinos si se levantan las restricciones de viaje, según el diario The Australian.

Australia, en donde se han confirmado hasta la fecha 41 infectados por el COVID-19, reportó su segunda muerte por este nuevo coronavirus.

Las autoridades del estado de Nueva Gales del Sur, cuya capital es Sídney, confirmaron anoche la muerte de una mujer de 95 años en un hogar para ancianos de la ciudad de Sídney, en donde otros cuatro de los 13 residentes han sido contagiados por una de las trabajadoras.

Por su parte, en Nueva Zelanda, las autoridades confirmaron su tercer caso de infección por COVID-19, mientras los aborígenes maoríes han anunciado la decisión de evitar el saludo tradicional o hongi, mediante el cual se presionan las narices para intercambiar alientos, a consecuencia del COVID-19.

Sobre el autor

Artículos Relacionados