IREA: se triplican las transacciones de activos inmobiliarios en España

No Comentado

IREA: se triplican las transacciones de activos inmobiliarios en España

Según el ‘Informe de inversión en el sector inmobiliario en España 2014′ de la firma de servicios financieros Irea, las transacciones directas en activos inmobiliarios se triplicaron en el pasado año, alcanzando los 9.660 millones de euros, en el marco de un volumen total de inversión en el sector de 23.0228 millones de euros, frente a los 5.344 millones de un año antes.

De esta manera, el 84% de esos más de 28.000 millones de euros se repartió entre inversión directa en activos y la adquisición de carteras de deuda con colateral inmobiliario. El 16% restante correspondió a transacciones sobre acciones de sociedades inmobiliarias.

Mikel Echevarren, CEO de Irea, ha dicho que este incremento de la actividad en 2014 “ha ayudado a desatascar las tuberías del sector financiero y a sacar del coma al sector”.

Ahora bien, el inversor interesado por el sector inmobiliario español es principalmente extranjero. Por un lado, porque los protagonistas son los grandes fondos como Blackstone o Lone Star y, por otro, porque en el plano nacional destaca la actividad de las sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria (Socimi), especialmente Merlin Properties, que cuentan con un importante porcentaje de capital extranjero.

Irea ha precisado, en el caso concreto de la inversión en activos, que los centros comerciales acapararon en 2014 el 26% del capital, con 2.501 millones de euros, seguidos de las oficinas (24%) y los hoteles (11%), estos últimos en pleno ascenso. En este punto, los activos residenciales sólo recibieron el 8% de la inversión, incluyendo tantos suelos como producto acabado.

El CEO de Irea ha insistido en que los inversores internacionales se hicieron con el 53% de la actividad inversora en activos, seguidos del 24% de las Socimis. Los promotores sólo con un 3%. Por el lado del vendedor, fueron los propios inversores los que vendieron un 24% de los activos, mientras que las entidades financieras se deshicieron de otro 22%. Así, los promotores (6%) o instituciones como la Sareb (17%), se mantuvieron en un segundo plano.

De cara a este año, Echevarren espera que “la enorme presión de la liquidez” introducida en los mercados tras las últimas maniobras del Banco Central Europeo alcance al sector inmobiliario en busca de rentabilidades, lo que hará incrementarse la actividad y los precios.

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)