Nyesa adquiere un lote de 202 viviendas a Grupo Cajamar

Comment Off

Nyesa adquiere un lote de 202 viviendas a Grupo Cajamar

Nyesa Valores Corporación ha adquirido a Grupo Cajamar un lote de 202 viviendas, con una superficie total construida de 22.000 metros cuadrados, por un importe total de 24,96 millones de euros, según ha informado la firma a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Para ello, Nyesa ha formalizado con Cajamar Caja Rural un préstamo con garantía hipotecaria sobre el activo de su titularidad denominado ‘Torres de Hércules’ por importe total de 16,35 millones de euros, con plazo de vencimiento máximo de 20 años, y adicionalmente se ha negociado un fraccionamiento y aplazamiento de parte del precio de adquisición por un periodo de ocho años.

El 65% de las viviendas adquiridas está en régimen de alquiler, de manera que su incorporación conlleva una obtención inmediata de ingresos para Nyesa. El paquete restante de viviendas será destinado a la venta.

“La operación supone un importante estímulo para Nyesa, habida cuenta que no solo conlleva la ampliación de su cartera de viviendas y por ende una potenciación de su plan de negocio, sino que adicionalmente conlleva un valioso depósito de confianza por parte de Grupo Cajamar en Nyesa y en su equipo gestor”, ha destacado la compañía.

A comienzos del mes de diciembre, la junta general extraordinaria de accionistas de Nyesa Valores Corporación ha aprobado llevar a cabo una ampliación de capital mediante compensación de créditos de hasta 87,19 millones de euros, con el propósito de fortalecer sus recursos propios y poder acometer nuevas inversiones.

El acuerdo aprobado por mayoría absoluta delega en el consejo de administración la negociación con los acreedores de la compañía en un plazo máximo de un año, con el fin de establecer la capitalización de créditos y fijar la cuantía del aumento de capital y, finalmente, ejecutarlo.

La compañía inmobiliaria inicia así un proceso de conversión de recursos ajenos en propios, reduciendo su deuda, a través de un modelo financiero con ingresos recurrentes y con entradas de flujos de caja, que le permite hacer frente a los compromisos de deuda con terceros.

Nyesa defiende, de esta forma, ser una compañía “atractiva para los inversores y para sus accionistas, por su seriedad en la generación de ingresos como en el compromiso con sus gastos”.

Sobre el autor

Artículos Relacionados