El sector servicios español se acelera en noviembre

Comment Off

El sector servicios español se acelera en noviembre

El índice principal de Actividad Comercial en la encuesta de gerentes de compras Markit (PMI) subió a 53,2 puntos desde los 52,7 de octubre. El índice se ha mantenido por encima de la línea 50 que separa el crecimiento de la contracción durante poco más de seis años.

El sector servicios español creció más rápido en noviembre a medida que la demanda interna repuntó, marcando el máximo en cuatro meses a pesar de la incertidumbre política que hay tras elecciones.

En su análisis, IHS Markit destacó que los nuevos pedidos del sector servicios aumentaron a pesar de la reducción observada de los nuevos pedidos procedentes del exterior, mostrando que los mercados nacionales fueron la principal fuente de impulso de las ventas en noviembre.

En este sentido, apuntó que el aumento neto de las ventas también estuvo en parte impulsado por los descuentos de precios ofrecidos por las empresas de servicios, lo que provocó el cuarto descenso consecutivo de los precios cobrados, en respuesta a la fuerte competencia existente en el mercado.

Dado el aumento de los gastos operativos, en parte como consecuencia del alza de los costes laborales, los márgenes de beneficios de las empresas se vieron bajo presión en noviembre.

Por su parte, en el caso del sector manufacturero de España, la actividad siguió bajando durante el mes de noviembre, aunque el ritmo de caída se alivió respecto a octubre, lo que elevó el PMI sectorial a 47,5 puntos desde los 46,8 del mes anterior.

De este modo, el índice compuesto de gerentes de compras (PMI) de la economía española registró en noviembre un incremento hasta los 51,9 puntos, frente a los 51,2 del mes anterior, su mejor lectura de los tres últimos meses.

“En un contexto político incierto, la modesta mejora del crecimiento económico en noviembre fue una evolución positiva”, declaró Paul Smith, economista de IHS Markit, quien destacó el “notable desequilibrio en la economía”, ya que el sector servicios registró una nueva expansión, pero el sector industrial continuó lastrando la actividad total, aunque en menor grado.

“La confianza en el futuro permanece históricamente moderada, y el impacto de un nuevo Gobierno en áreas como la regulación y los costes laborales siguen siendo inciertos, según las empresas que respondieron a la última encuesta”, añadió el experto.

Sobre el autor

Artículos Relacionados