El aplanamiento de la curva rendimientos dificulta el debate en la Fed por los tipos

Comment Off

El aplanamiento de la curva rendimientos dificulta el debate en la Fed por los tipos

El aplanamiento de la curva de rendimientos en Estados Unidos podría intensificar el debate entre los altos cargos de la Reserva Federal en relación a sus planes de subir los tipos de interés.

El diferencial de tipos entre los bonos a 2 y a 10 años se ha reducido a su menor nivel en más de una década, pues ha caído hasta ubicarse por debajo de los 0,15 puntos porcentuales.

El diferencial, o “spread”, es una referencia importante entre algunos de los responsables del banco central estadounidense para medir los riesgos de una recesión y sopesar las dudas de los inversores en relación al futuro.

Con frecuencia, los inversores exigen mayores rendimientos para comprometer dinero durante períodos de tiempo más largo. Cuando los retornos a corto plazo suben, puede implicar dudas sobre el futuro inmediato. Una inversión de la curva de rendimientos ha precedido pasadas recesiones.

Los analistas han destacado que una sección de la curva de rendimientos ya se invirtió, y es la que va entre la deuda a 3 y 5 años. El diferencial entre ambas pasó a -0,01 puntos porcentuales a comienzos de esta semana, la primera vez que ocurre desde el año 2007.

Después de varios meses en los que la preocupación por la curva de retornos había menguado, su aplanamiento podría afectar el fuerte consenso en la Fed de seguir subiendo tipos en el año 2019.

Robert Kaplan, presidente de la Fed de Dallas, ha afirmado que el organismo se encuentra en un periodo “más desafiante” a medida que el crecimiento mundial se desacelera y partes de la economía de Estados Unidos comienza a sentir el impacto del incremento de los tipos.

Asimismo, ha agregado que la curva “me dice que es prudente tener paciencia”. Kaplan, un ex banquero de Goldman Sachs que dice observar la curva de rentabilidades varias veces al día, ha dicho que el menor diferencial entre los bonos del Tesoro a 2 y 10 años refleja expectativas de un débil crecimiento mundial.

Sobre el autor

Artículos Relacionados