Se reduce la deuda de las empresas públicas por octavo año consecutivo

Comment Off

Se reduce la deuda de las empresas públicas por octavo año consecutivo

El Banco de España ha analizado la evolución de la deuda pública en 2019, y ha señalado que la deuda de las empresas públicas españolas, que no forman parte del sector administraciones públicas, se redujo en 2019 en términos nominales por octavo año consecutivo y cerró el pasado ejercicio en los 35,4 millones.

A través de un artículo analítico, el Banco de España indica que la deuda de aquellas empresas públicas españolas que no forman parte del sector de las administraciones públicas y no se incluyen dentro de la deuda según el protocolo de déficit excesivo registraron 35,4 millones de euros de deuda al cierre de 2019, por debajo de los 36,1 millones del año anterior. En términos nominales, la deuda de las empresas públicas cayó por octavo año consecutivo.

Del mismo modo lo viene haciendo su peso sobre el PIB, que en 2019 fue del 2,8%, frente al 3% el año anterior o el 4,6% que llegó a alcanzar en 2011 y 2012, máximos de la serie que comienza en el año 2000.

El último dato disponible publicado es del primer trimestre de este año y revela un incremento de dicha deuda hasta los 36,2 millones, el 2,9% del PIB.

Entre las empresas públicas consideradas se encuentra Renfe, Adif, Aena o la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). Esta última no registró deuda el año pasado.

El organismo precisa que la reducción acumulada desde 2011 ha sido de 13,8 millones de euros, siendo especialmente acusada en el caso de las empresas públicas dependientes de las comunidades autónomas y las corporaciones locales.

Por otra parte, el artículo recoge que la deuda de las administraciones públicas terminó 2019 en el 95,5% del PIB, 2,1 puntos que en 2018. En el caso de la Seguridad Social, su deuda supuso el récord del 4,4% del PIB por las transferencias del Estado que recibió.

La vida media de la deuda se mantuvo estable en torno a los siete años y medio, con un peso de los valores del 86,7% de la deuda total y una mayor participación de las tenencias de los no residentes. Precisamente al respecto, el Banco de España destaca que el peso de estos tenedores de deuda aumentó sustancialmente hasta el 49% del total, “intensificándose la tendencia iniciada en 2008”.

El organismo señala que la evolución descendente observada en España en 2019 “contrasta con la que se producirá en los próximos meses, dado el impacto previsto del Covid-19” y vendrá como consecuencia de las medidas adoptadas para minimizar los efectos de la enfermedad y del descenso del PIB.

Sobre el autor

Artículos Relacionados