DBRS: la banca española seguirá aumentando sus provisiones en próximos trimestres

Comment Off

DBRS: la banca española seguirá aumentando sus provisiones en próximos trimestres

DBRS Morningstar ha indicado que las entidades financieras españolas continuarán registrando nuevas provisiones durante los próximos trimestres, debido a que el coste de riesgo sigue aumentando y la calidad de los activos ya empieza a mostrar signos de deterioro, aunque a un ritmo lento gracias a las medidas impulsadas por el Gobierno.

La firma crediticia ha asegurado que los préstamos de ‘Stage 2’, que son los que muestran signos de calidad crediticia más débil, pero aún no pueden considerarse dudosos o impagados (NPLs, por sus siglas en inglés), han empezado a deteriorarse.

“Estamos comenzando a ver, aunque a un ritmo lento, los primeros signos de deterioro de la calidad crediticia, ya sea por un deterioro en los préstamos de ‘Stage 2’ o de NPLs. En los próximos trimestres, veremos un aumento mucho más significativo en ambos”, añade DBRS.

En cualquier caso, la firma considera que el “lento” ritmo de deterioro de la calidad crediticia, a pesar del importante shock económico, puede explicarse en gran medida por las ayudas extraordinarias aplicadas por los gobiernos y los bancos, principalmente en forma de moratorias y avales.

Igualmente, DBRS prevé que las ratios de capital de los bancos se verán presionadas durante los próximos trimestres, en línea con las conclusiones incluidas en la última evaluación realizada por el Banco Central Europeo (BCE).

De igual forma, la actual crisis ya está comenzando a afectar a los ingresos de las entidades y a las comisiones, debido a la menor actividad comercial. Todos los bancos reportaron unos ingresos netos más bajos en el primer semestre de 2020, que van desde una caída del 43% interanual en el caso de Liberbank, a una disminución del 73% interanual en Sabadell.

El mes anterior, la agencia confirmó los ratings de Abanca Corporación Bancaria en ‘BBB’ en lo que respecta al rating emisor a largo plao y en ‘R-2’ (high) a corto plazo, y ha situado la perspectiva en ‘negativa’, ha informado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Abanca obtuvo un beneficio neto de 127 millones de euros en el primer trimestre del año, un 13% menos que en el mismo periodo de 2019, tras realizar una dotación por valor de 78 millones para hacer frente al impacto de la crisis del coronavirus.

La entidad afronta el impacto de la Covid-19 en una situación de fortaleza, tanto en capital –con un superávit de capital de 1.221 millones– como en cobertura de activos improductivos –del 61,1%–, una de las mayores del sector.

Sobre el autor

Artículos Relacionados