21.2 C
Madrid
jueves, agosto 18, 2022
Inicio Economía y Finanzas FMI: El PIB de Andorra del primer trimestre del año crece el...

FMI: El PIB de Andorra del primer trimestre del año crece el 17,3%

FMI: El PIB de Andorra del primer trimestre del año crece el 17,3%

El último informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) asegura que la economía andorrana está registrando una recuperación económica mejor de la prevista, tras la recesión profunda provocada por la pandemia.

Los indicadores manejados por el organismo internacional reflejan el crecimiento de la economía del 2021, del 8,9%, después de haber sido el país con mayor retroceso económico en el 2020 con una caída del 11,2%. La previsión del FMI para el 2022 se eleva al 4,5% pero el propio organismo ya ha señalado que en función del avance previsto para este año la cifra final de crecimiento puede ser de dos dígitos.

De hecho, los datos del primer trimestre del producto interior bruto (PIB) de Andorra indican un guarismo espectacular: la economía del Principado creció un 17,3%, muy por encima que los países vecinos. En el primer trimestre, España ha crecido un 6% y Francia no ha registrado ningún crecimiento. Eric Jover señaló que ese magnífico resultado lo motiva “que la temporada de invierno haya funcionado muy bien. Las actividades vinculadas al turismo, los servicios y la construcción han permitido este rebote económico que ha sorprendido al FMI”. La previsión respecto a la inflación no es tan optimista por parte del FMI. El coste de la energía provocará repuntes inflacionarios durante 2022 y principios de 2023.

El informe también solicita a Andorra que aumente ligeramente su déficit para conseguir que el crecimiento económico sea sostenido con una diversificación mayor de la economía. El ministro de Finanzas y Portavoz afirmó que en relación al endeudamiento “se van a llevar a cabo modificaciones presupuestarias para ir en esa línea”. Dado que el endeudamiento del Estado continúa siendo bajo y que “el FMI lo califica de sostenible, tiene sentido asumir un poco más de déficit para apalancar un crecimiento mayor”. Respecto a la reforma del sistema de pensiones, el FMI la considera prioritaria. Para ello propone aumentar la edad de jubilación y las cotizaciones, además de potenciar los planes privados de empresa.

El FMI incide en la captación de talento y considera importante facilitar los requisitos de inmigración cualificada

Una mención especial del informe del organismo internacional la ha ocupado el control de la banca. Según el FMI, los bancos andorranos están bien capitalizados y son muy líquidos, pero indica que debido a vulnerabilidades asociadas con el modelo de banca privada y a la estrategia de internacionalización, incluida la dependencia excesiva de la financiación extranjera y la gestión de grandes activos fuera de balance, se precisa una estrecha supervisión. Por dicho motivo, el FMI pide un papel más relevante, si cabe, a la Autoritat Financera Andorrana (AFA) con mayor financiación y dotación de más personal. La AFA es el organismo que vela por la supervisión y control del mercado financiero y asegurador y por los derechos de los clientes. El informe indica que la consolidación en curso del sistema bancario podría mejorar la rentabilidad de las entidades, pero no debería hacerlo como consecuencia de una menor competencia.

Otro de los aspectos que destaca el informe con el objetivo del crecimiento de la economía andorrana es una suma de medidas como diversificar la economía, impulsar la inversión y desarrollar el capital humano. Para ello, el FMI señala la necesidad de reducir los trámites burocráticos y la rigidez administrativa, así como mejorar el acceso al crédito que apoyaría la diversificación e impulsaría la inversión. El informe incide especialmente en el valor de captar talento laboral, y en este sentido considera importante facilitar los requisitos de inmigración si así se logra atraer a trabajadores altamente cualificados.

En cuanto a los niveles de gobernanza, el organismo considera que Andorra precisa más esfuerzos para mejorar la calidad y la exhaustividad de los datos y alinear el marco anticorrupción con los estándares internacionales. El país también debe abordar los problemas de capacidad y cerrar las brechas de datos, refinando incluso los datos de la balanza de pagos y desarrollando otras estadísticas reales, financieras, necesarias para una vigilancia efectiva.

Últimas Noticias

- Advertisement -

Contenido Relacionado

- Advertisement -